Peronismo, identidad y presente

Diputada nacional María Eugenia Bernal.

Hay muchas maneras de ingresar a la recordación del 17 de octubre de 1945. Elijo para compartir con ustedes una, muy interesante, y desde el análisis de la instalación de un modelo de país industrial, el que por sus características, demandaba mucha más mano obra calificada y una vinculación permanente con el resto del mundo para lograr la eficiencia industrial.

Eso pasaba en el país, el que después de la crisis del 30´, tuvo que encontrar salidas posibles y ponerse a tono con los tiempos. Los sindicatos, previos a Perón, tenían un armado comunista y socialista y cumplieron la función de informar sobre esta necesidad de cambio. Pero faltaba el líder con poder que pudiera llevarlos adelante.
Así Perón con sus cargos en el Estado Nacional, genera esa posibilidad de darle una identidad industrial al país a partir de las políticas de trabajo implementadas durante los sucesivos cargos que le toco desempeñar.
El 17 de octubre construye un colectivo social que permite consolidar: al peronismo, las políticas laborales y su impacto en la masa obrera, la capacidad de movilización para defender un modelo, la heterogeneidad de toda construcción política y la lealtad en términos de legitimación hacia Perón.
El 17 de octubre muestra al país de ese momento, al pueblo devenido del proceso industrial, muchas veces excluido de su tierra de origen y migrante hacia centros de concentración de trabajo – cordón industrial –, pueblo que será luego el que rescatará a Perón del confinamiento.
Ese 17 de octubre tiene como protagonista fundamental al pueblo que sale a la calle, pide por Perón, asesta un golpe mortal a la estructura político militar, pone de manifiesto la vulnerabilidad de esa estructura y se levanta sobre su estigma de “chusma” para convertirse en ciudadano, en pueblo militante, en actor protagónico, en yo social. Así este nuevo movimiento aniquila el modelo clásico de obrero ciudadano, pulcro, ordenado, para consolidar la figura de un obrero activo y militante de la defensa de sus derechos ( el nuevo germen sindicalista).
Nada mas descriptivo que lo escrito por Raúl Scalabrini Ortíz para pintar la esencia del 17 de octubre: “ …frente a mis ojos desfilaban rostros atezados, torsos fornidos, con las greñas al aire y las vestiduras escazas, cubiertas de restos de brea, de grasa y de aceite. Llegaban cantando y vociferando en una sola fe. Venían de las usinas…, de los talleres…, de las manufacturas.., de las fundiciones y acerías…, de las hilanderías…, hermanaos en el mismo grito iban, el peón de campo y el tornero de precisión,…, era el subsuelo de la patria sublevado, era el cimiento básico de la nación que asomaba…, ¿ y cuál era el grito que los hermanaba? Uno tan fuerte como cañonazo y tan estentóreo como un rugido onomatopéyico: “Queremos a Perón”!…”.

Después de esta pintura exacta cabe solo agregar que el 17 de octubre fue el pueblo organizado ejerciendo su derecho el verdadero hacedor de la historia, y fue solidaridad en términos políticos y militancia en términos partidarios.
Con esta imagen y estos conceptos retomemos nuestra actual Argentina en su proceso histórico de reindustrialización y pensemos en que este modelo liderado por Néstor Kirchner y nuestra actual presidenta Cristina Fernández tienen identidad y esencia peronista.
Argentina amplió la matriz productiva como modelo de desarrollo nacional el que se expresa en políticas diseñadas e implementadas por este gobierno como: las de infraestructura, comunicaciones, nuevas tecnologías y polos tecnológicos, especialización productiva y comercial, acceso al crédito y la vivienda, biotecnología, polos industriales, desarrollo agropecuario y servicios asociados, energía y minería, expansión de las economías regionales, fortalecimiento y desarrollo de pymes, reforma de la Carta Orgánica del BCRA, todo esto para consolidar la ecuación de mayor industrialización, mayor inclusión y equidad social.
Entre todos estos ejemplos de ampliación de matriz productiva, vale rescatar la modificación de la Carta Orgánica del BCRA. Hoy la reforma potencia el crédito para llegar a las PYMES y economías regionales, modificaciones estas que otorgan a la autoridad monetaria un rol activo en la promoción del crédito productivo de largo plazo permitiendo regular las condiciones de los préstamos: extender plazos, fijar techos para las tasas de interés, orientar el destino hacia cualquier sector productivo o región, limitar las comisiones y los cargos, entre otras.
Este modelo, liderado por Néstor y Cristina, se instala desde el momento siguiente al quiebre de la convertibilidad y va permitiendo a Argentina recuperarse de la crisis más violenta de toda su historia. En tiempos de turbulencia internacional, este modelo va cruzando las tensiones y desafía al futuro.
Si esto no es un gobierno con identidad peronista, dónde está el peronismo.
A 67 años del grito – dónde está Perón- la respuesta la da el pueblo peronista de Argentina diciendo: Perón esta en estas medidas de gobierno, en la Asignación Universal, en la patria reindustrializada, en la ampliación educativa, en presupuestos universitarios, en el pago de la deuda, en la movilidad jubilatoria, en la re estatización de YPF, entre tantas.

María Eugenia Bernal, diputada nacional.

One Response to Peronismo, identidad y presente

  1. ESTE ENGENDRO QUE GOBIERNA NO ES PERONISMO….ES FRENTE PARA LA VICTORIA MUTANDO COMO DIJO EL GENERAL: EN ” IMBERBES ESTÚPIDOS”… QUE SON LOS PERONISTAS VIRTUALES…. TIENEN MENOS CALLE QUE VENECIA…. ALEJADOS TOTALMENTE DE LA REALIDAD SOCIAL DE LOS ARGENTINOS PERONISTAS….