Regarán todo el Parque San Martín con agua captada de napas subterráneas

El nuevo sistema fue recorrido por el intendente Jorge.

Todo el Parque San Martín, mayor espacio verde de San Salvador de Jujuy,  será regado con un sistema de aspersión utilizando las napas de aguas subterráneas captadas de un pozo de cincuenta metros de profundidad.

Tras recorrer el sistema instalado en el parque, el intendente Raúl Jorge recordó que “hace veinte años iniciamos este sistema de riego en Plaza Belgrano y nos quedaba el gran espacio verde, destinando una inversión importante, con la perforación de un pozo de aproximadamente cincuenta metros de profundidad, captando agua de las napas subterráneas, que implica un ahorro muy importante en el uso de agua potable, para regar los espacios verdes y que el Municipio debe pagar regularmente”.

Amplió el jefe comunal que “este recurso nos permite no usar el agua potable destinada a la población  y por primera vez vamos a tener en el parque un sistema que nos va a permitir en la época de sequía, un riego permanente, para tener al parque en mejores condiciones, notable para las condiciones paisajísticas de nuestro querido parque San Martín”.

El director de Espacios Verdes, Jorge Topp, señaló que se debió mejorar la profundidad del pozo, para encontrar la napa correcta y ahora se trabaja en la optimización de la cisterna, previniendo las filtraciones.

Hizo hincapié el profesional que se trata de agua subterránea que permitirá regar toda la extensión del Parque San Martín, el mayor espacio verde de la ciudad, y dijo que es la primera vez que se realiza una obra de esta magnitud en San Salvador de Jujuy.

El pozo tiene una tirada de diez a doce mil litros de agua, de acuerdo a la cantidad de picos que se utilicen, con más de ellos habrá más descarga y se bombeará más agua, pero a menos presión. Ya se colocaron sesenta y cuatro picos en toda la extensión de este espacio hasta el natatorio. Se mejorará la cantidad de agua a medida que la cisterna la contenga, con el bombeo para su distribución, en un tiempo estimado de ocho horas, con una cisterna de cuarenta mil litros, que se llena en horas de la noche.