Familiares de gendarmes protestan en Jujuy

Comandante mayor Enrique Lastreto.

La situación de la fuerza es “normal” en la Provincia, según aseguró a El Libertario un alto oficial de Gendarmería nacional, quien reconoció que se sigue con atención los hechos de Buenos Aires y que “se acatarán las órdenes” de la superioridad.

Esposas de gendarmes y efectivos de la fuerza de seguridad realizaron ayer en inmediaciones del Escuadrón 53, una ruidosa protesta por los bajos salarios del personal de la fuerza.

La manifestación se lleva a cabo en forma pacífica y sin corte del tránsito en la ruta provincial 1, dijo un oficial de la institución que pidió reserva de su nombre.

En declaraciones a la prensa, las esposas de los gendarmes dijeron que “no se puede vivir con la miseria que Gendarmería le paga a nuestros maridos” y destacaron que la lucha “es por nuestros esposos, por nuestros hijos, por un futuro digno para ellos”.

“No estamos pidiendo que nos regalen nada, sino un sueldo digno”, aseguró una de las mujeres a una emisora radial.

Las esposas también se manifestaron en contra del Decreto 1.307/12 que podó los sueldos del personal de fuerzas de seguridad y dio origen al conflicto. “Esto se venía venir”, agregó una de las manifestantes.

Por la noche, personal de la fuerza y sus familiares realizaron una caravana con banderas que recorrió calles de la capital jujeña.

En la Agrupación IX, cuyo jefe es el comandante mayor Enrique Lastreto, se negaron a responder a las consultas de El Libertario: “llamen al Edificio Centinela”,  mandó a decir el hasta ahora titular de la unidad.