Relevan cúpulas de Prefectura y Gendarmería

La protesta de los gendarmes.

Lo dispuso el Gobierno en medio de una fuerte protesta de ambas fuerzas. Los manifestantes no deponen sus demandas salariales.

El Gobierno anunció esta tarde la decisión de relevar a las cúpulas de la Prefectura y la Gendarmería encabezadas por el comandante general Héctor Bernabé Schenone y el prefecto general Oscar Adolfo Arce, a raíz del conflicto por el recorte de salarios.

Así lo anunció la ministra de Seguridad, Nilda Garré, quien precisó que la Gendarmería pasará a ser conducida por Enrique Sach y la Prefectura por Luis Alberto Heiler. La ministra precisó, además, que fueron pasados a retiro diez integrantes de ambas fuerzas.

“Queda así normalizada la situación en las dos fuerzas de seguridad”, indicó la ministra Garré en una breve comunicación a la prensa junto al secretario de Seguridad, Sergio Berni. Aunque suboficiales de la Prefectura emplazaron esta tarde al Gobierno a abrir una “mesa conciliadora” con el objetivo de que los reciba el Ministerio de Seguridad.

Los efectivos de Gendarmería en protesta dieron esta tarde “un plazo de dos horas” al Gobierno para obtener una respuesta de mejoras salariales antes de anunciar nuevas medidas de fuerza. “Le damos a la ministra (Nilda) Garré dos horas de plazo. Si no tenemos respuesta tomaremos otra medida en lo inmediato. No vamos a esperar más acá”, indicó uno de los efectivos que ofició como vocero frente al edificio Centinela del barrio porteño de Retiro.

Los prefectos y gendarmes esperan presentarles a las autoridades nacionales un petitorio que destrabe el conflicto, aunque el principal reclamo es que se les garantice a todos un piso salarial de 7.000 pesos. También reclaman que no haya desequilibrios en los salarios y que el Gobierno evite penalizar a quienes llevan adelante el reclamo. Así lo manifestaron los voceros de la protesta que se mantiene en el edificio Guardacostas, sede de la Prefectura, ubicado en Madero al 200.

Mientras tanto, un grupo de suboficiales de la Armada se sumó hoy a las protestas iniciadas por efectivos de la Prefectura y la Gendarmería por reclamos salariales. La protesta se desarrolla frente a la sede del arma, el Edificio Libertad, sobre la avenida Comodoro Py y es la primera de las fuerzas armadas que se pliega a las protestas. Según afirmaron los manifestantes, sus sueldos también fueron afectados por resoluciones oficiales, pese a que no están alcanzados por el decreto 1.307/12 como prefectos y gendarmes.

Se sumó un grupo de la Policía bonaerense

Un grupo reducido de efectivos de la Policía Bonaerense se sumó esta tarde a la protesta de prefectos y gendarmes por los recortes salariales. Los efectivos de la fuerza de seguridad de la provincia fueron recibidos con aplausos en la concentración frente al edificio Guardacostas de Puerto Madero.

Incidentes en Puerto Madero

Un grupo de empleados del Senasa fue expulsado esta tarde de la protesta de prefectos y gendarmes en Puerto Madero en medio de algunos enfrentamientos. Según constató NA en el lugar, a la llegada de los sindicalistas para solidarizarse con el reclamo se produjeron algunas corridas y un grupo de prefectos los echó primero con piedrazos y luego en medio de patadas y trompadas, por lo que debieron retirarse del lugar.

La postura del Gobierno

Por su parte, el jefe de Gabinete, Juan Manuel Abal Medina, reconoció una “desastrosa” liquidación de salarios en Prefectura, apuntó contra sectores que quieren, según dijo, “mantener privilegios” en la cúpula de esa fuerza y prometió que prefectos y gendarmes cobrarán ahora el mismo sueldo que el mes pasado. Abal Medina confirmó que habrá “por única vez un pago compensatorio” a los prefectos a los que se les descontaron haberes, y dijo que los salarios de Gendarmería se pagarán sin modificaciones este mes.

El funcionario advirtió que en la Prefectura “se está usando a los de más abajo” de la fuerza como “carne de maniobra por aquellos que quieren mantener privilegios de cobrar 70, 80, 90 mil pesos todos los meses”. Acompañado por los ministros de Economía, Hernán Lorenzino, y de Seguridad, Nilda Garré, el jefe de Gabinete aseguró que hubo una “aplicación desastrosa” de un decreto presidencial que modificó los adicionales de los uniformados de fuerzas federales.

Explicó que de los 17.600 prefectos, “7.661 cobraron menos” que el mes anterior y aseguró que en el decreto se preveía que eso no ocurriera, pero de todos modos se registró. Tras confirmar el pago “adicional” para esos prefectos perjudicados, señaló que los integrantes de Gendarmería cobrarán “exactamente el mismo sueldo que cobraron el mes pasado, sin ninguna modificación por 30 días”.

Además, anunció que se le quitó a las fuerzas de seguridad federales la potestad de liquidar haberes y que eso ahora lo realizará el Ministerio de Seguridad. Abal Medina remarcó por otra parte que el Gobierno “va a actuar con toda la fuerza de la ley para que los responsables materiales o intelectuales” de hechos que desborden “un justo reclamo salarial sean sancionados”. (Noticias Argentinas).