Está disponible la renuncia a los subsidios a la electricidad, gas y agua

Julio De Vido.

Alrededor de 2.000 usuarios ya adhirieron a la “renuncia voluntaria” a los subsidios a la electricidad, gas y agua potable, en tanto el ministro de Planificación, Julio De Vido, enfatizó que los valores que se pagaran por esos servicios serán aún “inferiores” a los que se abonan en países limítrofes.

“El valor sin subsidio va a ser en todos los casos inferior al de los países limítrofes”, afirmó el ministro, quien subrayó que por esos servicios “hay zonas del conurbano bonaerense que pagan menos que el resto de la provincia”.

“Eso da oportunidad a excesos como los casos de gente que habiendo 30 grados de temperatura mantiene la pileta climatizada”, agregó el ministro.

De Vido destacó la importancia de “hacer un uso inteligente de los recursos, que no son renovables, cualquier derroche que hacemos es gas, luz y agua que le estamos negando a nuestros nietos, a quienes nos sucedan”.

Por ello consideró que la discusión sobre la eliminación de los subsidios “no apunta al núcleo” del tema que “es el derroche permanente” y agregó que la medida “va a ayudar a controlar” esos consumos injustificados.

Destacó que los recursos que se ahorren por la eliminación de subsidios “irán íntegramente a infraestructura” de servicios.

En declaraciones a la prensa comentó que en menos de dos horas de habilitado el sistema para renunciar voluntariamente a los subsidios sobre los servicios se habían recibido 215 pedidos.

Pasada el primer tramo de la tarde, el listado implementado por el Ministerio de Planificación -que puede ser consultado en la web- superaba los 1.950 usuarios registrados.

Entre los inscriptos figuran funcionarios de las distintas carteras del Gobierno nacional, empresarios, periodistas y personas sin trayectoria pública.

En la nómina figuran la presidenta de la Nación, Cristina Fernández de Kirchner; los ministros de Economía, Amado Boudou; de Planificación, Julio De Vido; de Industria, Débora Giorgi; de Justicia, Julio Alak; el viceministro de Economía, Roberto Feletti; el secretario de Comercio Interior, Guillermo Moreno, y el empresario Alejandro Macfarlane, entre otros.

Boudou, quien el 10 de diciembre próximo asumirá la vicepresidencia de la Nación, dijo que el Gobierno está “trabajando por una reorientación de los subsidios y lo que nos gusta llamar la personalización de los subsidios”.

“Los subsidios han sido una herramienta excelente para que la Argentina saliera de ese encierro del cual estaba en el año 2001/2002, pero llegó una etapa de sintonía fina, tal cual marcó ayer la Presidenta en su discurso, en la cual hay que reorientar los subsidios” de manera de “mejorar la equidad y la distribución de ingreso” e incrementar la “competitividad de la economía” nacional.

Por el lado empresario, la distribuidora eléctrica Edenor subió este miércoles a su página Web el formulario que deben completar los clientes que quieran renunciar a los subsidios.

De Vido, al precisar los pasos que los usuarios deben llevar adelante para explicitar su renuncia en forma voluntaria, dijo que existen tres modalidades.

Una de ellas consiste en acercarse a las oficinas de las prestadoras del servicio o a la oficina de los entes reguladores; la segunda ingresando a la página Web de cada prestadora, y por último, a través de una línea gratuita 0-800.

En el primer caso, personal de la oficina prestadora del servicio realizará la carga informática del formulario de renuncia, siendo posible renunciar en el mismo a todos los servicios.

En el segundo, ingresando a las páginas Web de cada prestadora del servicio o a través de www.minplan.gob.ar . Allí se deberá completar un formulario de renuncia en línea. El Correo Argentino notificará de manera certificada la culminación del trámite.

Los que opten por la vía telefónica podrán hacerlo llamando 0-800-888-8765, para completar un formulario de renuncia en línea.

El Ministerio, a través del Correo Argentino, notificará de manera certificada la finalización del trámite.

Los que tengan el formulario también podrán acercarlo a la oficina del Correo Argentino más cercana a su domicilio, o a cualquiera de las oficinas de las prestadoras del servicio.

En 2003, el Gobierno Nacional resolvió subsidiar los servicios públicos, lo que permitió una mejora en la calidad de vida de todos los argentinos, a través de la recuperación del empleo y de la actividad industrial.

A partir de entonces, el Estado se hizo cargo de ciertos componentes de la tarifa, reduciendo sustancialmente el monto final que abonaba el usuario. A partir de ahora, el Gobierno Nacional encara una personalización de los subsidios para que lleguen solamente a aquellos que realmente los necesitan.