García Goyena: “no estamos
dispuesto a pedirle permiso
a estas organizaciones
bancadas por la Nación”

Acample de las organizaciones sociales frente al municipio.

Acample de las organizaciones sociales frente al municipio.

Jujuy – El secretario general de Gobierno de la Municipalidad de San Salvador de Jujuy, Raúl García Goyena, calificó como “poco entendible” que las organizaciones sociales mantengan “sitiada” la sede del Departamento Ejecutivo, el Concejo Deliberante y el Mercado de Concentración de Abasto, donde permanentemente queman gomas y arrojan bombas de estruendo. El funcionario denunció que uno de los explosivos produjo el estallido de cristales del acceso al edificio Presidente Raúl Alfonsín, poniendo en vilo a trabajadores municipales y vecinos que concurren a efectuar trámites.

Raúl García Goyena.

Raúl García Goyena.

“Es poco entendible el reclamo. Esto está muy bien organizado, se han distribuido tareas entre algunas cooperativas u organizaciones, todas vinculadas a la Tupac Amaru, que les ha tocado ir a perturbar el trabajo al Concejo Deliberante con un campamento y, otras, en otros lugares del municipio”, manifestó el funcionario.

Explicó que “son organizaciones que reciben fondos de la Nación (abultados fondos), que se han distribuido la protesta: acá vinieron algunos a impedir el trabajo municipal con la quema de gomas y las bombas de estruendo, que producen un daño; no se recauda, los contribuyentes vienen y se ven con semejante alboroto y se van sin pagar sus obligaciones”.

En el caso del Mercado de Abasto, dijo que “esto ya es conocido, se trata de cuatro o cinco empleados municipales, a uno le dicen Samanta, y otros más que cortaron la escalera del mercado, con lo que seis direcciones no están trabajando”.

“Esto, quiero aclarar que se informó que iba a pasar al Ministro de Gobierno y Justicia, quise hablar con el jefe y subjefe de Policía, y se lo dije al comisario de la Seccional 6ta., que era importante que mande, no dos efectivos, sino un grupo de policías para que la gente pueda trabajar… bueno, han impedido el acceso al edificio y, con el correspondiente impedimento de cobro de Mercado, Bromatología, Comercio e Industria, etcétera”, subrayó.

Reiteró que “acá está todo muy orquestado”, y en sentido retórico preguntó “¿por qué? La verdad que, acá, nadie saber el por qué”, dijo, considerando que “este es un tema de poder”. Agregó: “el argumento, estoy adivinando en el caso del mercado, por la falta de entrega de las camperas, no les corresponde este año, seguirán tomando el edificio del mercado hasta el año que viene, porque a esos empleados no les toca, porque oportunamente se les entregó”, e insistió que “están bien organizados, porque hubo un vehículo que les proporcionó sándwiches” a los huelguistas.

Sobre el acampe frente al edificio central de avenida El Éxodo, García Goyena dijo que el tema de la Ordenanza Impositiva “es otro pretexto”, explicando que “estamos ya casi en octubre y faltan tres meses para que culmine el año. Cada vez que se quiere tratar el tema, hay problemas”.

Por otra parte, reiteró que “nosotros estamos abiertos al diálogo con todos los sectores, el diálogo es fundamental para lograr consenso”, aunque advirtió que “una cosa es el diálogo, otra que quieran imponer cosas”.

“Lo digamos en término claro, para que no queden dudas: estamos dispuesto a dialogar con todos los vecinos; no estamos dispuesto a pedirle permiso a estas organizaciones bancadas por la Nación, a aceptar un gobierno paralelo que limite el quehacer municipal”, afirmó, consignando que “si quieren -las organizaciones- incidir en la vida política, que se presenten en las elecciones. Si ganan la Intendencia, si ganan la provincia o si insertan concejales o diputados, podrán tener otro nivel de reclamo. Pero no deliberan ni gobiernan, sino a través de sus representantes, y esta gente quiere, con bombas de estruendo, gomas quemadas, tomando el Concejo Deliberante, metiéndose de prepo al despacho del presidente del Poder Legislativo capitalino, que es un poder de esta Municipalidad, insultándolo, agraviándolo, porque hay que aguantar eso. El ser funcionario no significa que tenga que aguantar barbaridades y tropelías”, reflexionó.

Por último, el secretario de Gobierno reafirmó que “el conflicto es de poder, esa es la realidad, porque están tomando todo, porque quieren demostrar que ‘nos pueden’ (dominar)”, y advirtió que “nosotros, de la institucionalidad, no nos vamos a mover”.

Finalmente, el funcionario informó que se efectuaron las denuncias correspondientes ante el juzgado de instrucción penal en turno, tanto por la ocupación, la intimidación y los daños registrados.