Milagro Sala niega
agresiones contra el
presidente del Concejo
Deliberante capitalino

Milagro Sala.

Milagro Sala.

Jujuy – Integrantes de la Red de Organizaciones Sociales, negaron las agresiones que denunció ante los medios de comunicación el presidente del cuerpo deliberativo, Juan Carlos Abud Robles. Citaron como testigos a las concejalas justicialistas Patricia Armella y Rita Robles.

Milagro Sala dijo que “nunca agredí a Robles Abud y están como testigos los concejales Armella y Rita Robles”, aseguró la organización kirchnerista.

La conducción de la Red insiste en la realización de un debate más profundo del proyecto de ordenanza que prevé aumentos en los costos de tasas, cánones e impuestos por servicios que presta el municipio y consideran que con este “impuestazo” lo único que se hace es seguir metiéndole la mano al bolsillo de los vecinos de la ciudad.

En el documento sostienen que “la sesión ordinaria convocada para tratar el proyecto de ordenanza impositiva remitido por el Ejecutivo Municipal pasó a cuarto intermedio debido a las irregularidades cometidas en la convocatoria a la sesión, a que no había despacho de Comisión y al rechazo generalizado de la Red de Organizaciones Sociales que se movilizaron hasta la sede del Concejo en barrio Los Huaicos para oponerse al ‘impuestazo’ y no a la supuesta falta de garantías invocadas por el oficialismo radical”.

Señala además que “el bloque de concejales del PJ, que preside la doctora Patricia Armella e integran Rita Robles y Luís Cosentini, denunciaron que el oficialismo en el Concejo no cumplió con los pasos que establece la Carta Orgánica Municipal y el Reglamento Interno del Concejo para la realización de este tipo sesiones y por este motivo resolvieron no bajar al recinto de sesiones”.

La red presentó como otro elemento en defensa de su postura, lo que dijo el edil del PJ, Luis Cosentini, quién declaró “no hubo despacho de comisión o por lo menos ningún integrante de mi bloque firmó nada parecido y que en las notificaciones de Secretaria Parlamentaria referían al adelantamiento de la sesión ordinaria prevista para el 2 de Octubre de 2010, cuando el 2 de octubre es sábado y según tengo entendido las sesiones ordinarias se realizan habitualmente los jueves a las 9 de la mañana, por lo tanto el bloque en pleno resolvió no ingresar a la sesión”.

En el mismo sentido citó que la concejal Patricia Armella -también del PJ- declaró haber estado en su oficina del Concejo la noche anterior a la fallida sesión y que “el día lunes estuve en mi despacho hasta las 9 de la noche y nadie me notificó sobre la realización de la sesión de hoy, por lo que deduzco que el oficialismo pretendía sacar la ordenanza entre gallos y medianoche”.

De acuerdo a la versión de las agrupaciones de Milagro Sala, finalmente, dirigentes sociales y concejales del PJ se reunieron en el despacho de Cosentini para analizar los pasos a seguir e impedir que el oficialismo reanude la sesión y trate el polémico proyecto, habida cuenta que ya existe el antecedente de cuando los radicales en alianza con el martiarenismo se unieron y prestaron el quórum para que asumiera la concejal Alicia Sosa en reemplazo de Pablo Lozano, presidente del cuerpo en ese entonces.