Aunque hay restricciones para el agua, la Municipalidad hace regar la plaza Belgrano

A pleno. El riego de los canteros de la plaza Belgrano.

A pleno. El riego de los canteros de la plaza Belgrano.

La semana pasada, a través de la Dirección General de Higiene Urbana, había anunciado que en el marco de la emergencia hídrica, sancionaría a los vecinos que rieguen calles o jardines o laven veredas fuera de determinados horarios. Haz lo que yo digo, más no lo que yo hago.

Contradiciendo sus propias disposiciones, la comuna capitalina hace regar la plaza Belgrano en horario diurno, a pesar de la emergencia hídrica que vive la provincia. Ayer por la mañana y por la tarde, se pudo observar a los placeros trabajando en esa tarea, como en tiempos normales.

La emergencia hídrica parece no existir para el placero.

La emergencia hídrica parece no existir para el placero.

Siguiendo el mal ejemplo de la Municipalidad, no son pocos los vecinos de la capital jujeña que utilizan mangueras para limpiar sus veredas o mojar sus jardines, desoyendo los pedidos de las autoridades.

La semana pasada, la comuna dio a conocer un comunicado advirtiendo que el derroche de agua será sancionado de acuerdo a lo previsto en la ordenanza 4.841/06 y recomendó a la población abstenerse de lavar veredas fuera del horario mencionado, como también regar calles y lavar vehículos utilizando mangueras.

También dispuso que a partir del 1° de octubre y hasta marzo de 2011, el lavado de veredas se realizará únicamente entre las 22 de lunes y las 9 del martes siguiente; entre las 22 de miércoles y las 9 del jueves posterior, y desde las 22 de cada viernes hasta las 9 del sábado.