Manzur: “al miedo al cáncer hay que oponerle información, prevención e investigación”

El ministro de Salud de la Nación, reflexionó así durante el lanzamiento de un simposio internacional organizado por flamante Instituto Nacional del Cáncer, acto que inauguró junto a su par de Ciencia y Tecnología, Lino Barañao. Durante dos días, expertos nacionales y extranjeros analizarán las tendencias actuales y los desafíos de la investigación en la enfermedad oncológica.

“El cáncer es una palabra que genera miedo, pero a eso hay que contrarrestarlo con información, y trabajar mucho en la prevención y la promoción de la salud”, señaló el ministro de Salud de la Nación, Juan Manzur, durante la apertura del Simposio “Investigación en cáncer: actualidad y perspectiva”,  acto que compartió con su  par de Ciencia, Tecnología e Innovación Productiva, Lino Barañao.

En la primera actividad promovida por el recientemente creado Instituto Nacional del Cáncer (INC), que reúne en Buenos Aires a expertos nacionales y extranjeros, Manzur destacó que “en muy poco tiempo hay esperanzas de poder tratar el cáncer como una enfermedad crónica, como la diabetes, la hipertensión arterial y otras”, tras agregar que “hay muchos cánceres que si se detectan a tiempo y se tratan adecuadamente se curan”.

“Nuestra tarea es llevar un mensaje de optimismo, acompañado de criterios técnicos y científicos consensuados a lo largo y a lo ancho del país”, explicó Manzur durante el acto realizado en la Academia Nacional de Medicina, donde lo acompañó también el presidente del INC, Roberto Pradier.

Durante hoy y mañana, los expertos del Instituto Nacional del Cáncer de Estados Unidos Ofelia Olivero y Snorri Thorgeirsson, además de Eduardo Lazcano Ponce, del Instituto Nacional de Salud Pública de México, y José Chabalgoity, de la Facultad de Medicina de la Universidad de la República (Uruguay), evaluarán junto a especialistas y académicos nacionales las tendencias actuales y los desafíos de la investigación sobre cáncer en Argentina y el resto del mundo.

“Hace muy pocos días la presidenta Cristina Kirchner puso en marcha el Instituto Nacional del Cáncer en la Argentina, en un hecho sin precedentes para la Salud en nuestro país, dada la magnitud del problema que tratamos”, dijo el funcionario, quien precisó que “por año casi 60 mil personas mueren en nuestro país de  cáncer, y es la primera causa de muerte entre los 35 y 64 años, lo que se repite en otras poblaciones de la región, Europa y EEUU”.

“Por eso pusimos en marcha esta institución, convocando al ámbito académico, científico, a las facultades de medicina y a tantas organizaciones no gubernamentales prestigiosas que trabajan en este tema, a sumar esfuerzos para lograr un mayor impacto”, definió Manzur.

“Hoy vamos a tener un encuentro con todos los investigadores y científicos del país, de México, EEUU, Uruguay, entre otros para intercambiar información y empezar a soñar también en proyectos conjuntos”, señaló.

En tanto, el ministro Barañao dijo que desde su cartera hay un objetivo claro que es “poner la ciencia y la tecnología al servicio de la mejora de la calidad de vida de la gente” ya que “es una materia  que ha vivido aislada en el concepto de que basta ser de excelencia para incidir en la realidad”.

Pero “la tarea de vincular la producción de conocimiento a la consecución de resultados en todas las áreas no es sencilla”, afirmó el ministro, “si consideramos que en el campo de la salud se destina un 45 por ciento del presupuesto a la investigación biomédica, y uno se encuentra en problemas cuando se quiere validar esos conocimientos en efectos concretos sobre la salud”.

Barañao dijo que “ante esto se impone un cambio de lógica” que significa “ingresar a lo que se llama medicina traslacional, de la mesada a la cama del paciente”, ya que está demostrado que “el sólo hecho de ver un paciente cuando uno trabaja en investigación le cambia la perspectiva y lo enfoca de manera distinta hacia ese trabajo”. Y agregó: “Porque el resultado final tiene que servir para mejorar, para aliviar el sufrimiento y ampliar las perspectivas de vida de la gente”.

En ese sentido, el funcionario destacó “la cooperación con el Instituto del Cáncer de Estados Unidos, que tienen experiencias en este sentido”, al tiempo que celebró “esta iniciativa con el ministerio de Salud de la Nación, a partir de una comunicación efectiva que tenemos definiendo prioridades, destinando fondos a áreas específicas donde se detecta la necesidad, que es un cambio importante en el sector de la Ciencia y Tecnología argentina”.