La escases de agua en Jujuy se
agravaría en los próximos días

La disminución del caudal de los ríos y las altas temperatura obligaron a tomar medidas drásticas en Agua de los Andes.

La disminución del caudal de los ríos y las altas temperatura obligaron a tomar medidas drásticas en Agua de los Andes.

Jujuy – El jefe de operaciones de Agua de los Andes, Ricardo Franco, reconoció que el día domingo hubieron unas 4 mil familias sin agua en Alto Comedero y que los cortes se repitieron ayer en distintos sectores de esa parte de la ciudad. Calificó a la situación de “delicada” y reveló que los depósitos de agua quedaron prácticamente vacíos durante el fin de semana. El presidente de la empresa del Estado, Rogelio Savid vaticinó que la falta de agua se irá agravando a medida que se acerque el verano y continúen estos calores.

Según Savid “el inconveniente es que no tenemos agua para tratar. Es un problema que venimos planteando todos los años”. El funcionario agregó que “este año se ha complicado más la cosa porque los calores han llegado antes y la situación que teníamos a fines de octubre del año pasado la estamos teniendo en septiembre”.

Advirtió que la situación generada por la falta de agua es realmente complicada “no damos abasto para llenar las cisternas durante el día, así que estamos haciendo cortes programados en distintos lugares de la ciudad”.

Savid reconoció que en el barrio Alto Comedero los cortes se realizan por sectores, dando agua por turno. Aseguró además que “todos los días estamos haciendo un parte de prensa donde se le dice a la gente qué sector va a estar y hasta qué hora”. Por el contrario, vecinos de los sectores afectados dijeron que los cortes los tomaron por sorpresa y que el suministro del líquido elemento se reanudó varias horas después del horario que les habían asegurado telefónicamente desde la empresa.

En relación con el estado de la red de agua potable de la ciudad, Savid admitió que “roturas seguimos teniendo por el estado deplorable que están todas las instalaciones de Agua de los Andes. Justamente por eso tampoco tenemos agua como para tratar e ir solucionando el problema”.

Finalmente vaticinó que “esto se va a ir agravando a medida que se vaya acercando el verano y continúen estos calores. Reiteró luego la recomendación de no derrochar el agua, limitar su uso sólo a lo estrictamente necesario y extremar el cuidado del agua de los tanques de reserva, no regar calles, no lavar autos, ni llenar piletines, para que de esa forma el agua pueda alcanzar un poco más para todos”.

El pronóstico del Servicio Meteorológico Nacional, estima que recién en la tarde-noche de mañana podrían producirse algunas tormentas aisladas en el Centro y Este de la provincia.