Progresa la consultoria para el
proyecto del canal intervalles

Jujuy – La Dirección Provincial de Recursos Hídricos trabaja en la ampliación del Sistema de Aprovechamiento Integral de los ríos Perico y Grande (Sistema Las Maderas), con la ejecución de un nuevo canal de conducción denominado Intervalles y sus obras complementarias. De esta manera se aspira a beneficiar la producción agraria de los valles de los Pericos y San Francisco.

El titular del organismo, Víctor Ríos Rico, sostuvo que la función principal del futuro canal será la de conducir en forma eficiente (minimizando infiltraciones) las aguas que resulten excedentes de riego o generación provenientes del Canal de Restitución hasta el cauce del Río Grande. Además, como medida de protección del canal contra el río, se construirá una defensa marginal. Esta obra permitirá integrar el Valle de San Francisco al Sistema Las Maderas que abastece actualmente al Valle de Los Pericos.  La ejecución de esta obra, cuyo financiamiento fue aprobado por el Banco Interamericano de Desarrollo (BID), requiere la preparación de los estudios de ingeniería, para lo cual fueron licitados oportunamente y adjudicados los trabajos de consultoría, explicó.

También señaló que las labores encaradas por la consultora A.T.E.C. S.A. consisten en los estudios para comprobar la viabilidad técnico, económica y ambiental del proyecto de este canal y sus obras complementarias, elaborar los diseños de ingeniería, así como toda la documentación que se requiere para conformar el Proyecto Ejecutivo que será presentado al BID para su aprobación. Agregó que puso a disposición de la consultora toda la información existente en sus archivos, concerniente a la zona en que se localice el proyecto, datos hidrológicos,  características de suelos, fuentes de materiales y  condiciones climáticas.

Para el estudio de alternativas de traza apuntó que se tiene en cuenta el proyecto vial del nuevo acceso a Perico elaborado por la Dirección Provincial de Vialidad.

Ríos Rico refirió que esta actividad comprende el análisis general de la zona en que se ubica el tramo objeto de estudio, con la finalidad de establecer los criterios técnicos en que se basan los diseños en desarrollo. Entre tales tareas se destaca el estudio de las características topográficas generales del área en la cual se localiza el proyecto, auxiliándose para ello con cartas geográficas, planos topográficos, restituciones aerofotogramétricas, fotografías satelitales, antecedentes existentes en la DPRH, etc. También se recopila toda la información disponible relativa a los aspectos geológicos, hidrológicos y de suelos de la zona del proyecto.

Dijo además que una vez aprobadas las franjas de terreno a relevar, correspondientes a las variantes seleccionadas, se desarrollarán los trabajos topográficos necesarios para obtener  la modelización del terreno.

Finalmente agregó que con todos los datos obtenidos en el estudio y ensayos de suelos, se confeccionará un perfil geotécnico donde se volcarán las cotas del terreno natural, de rasante proyectada y fondo de zanja de guardia. Deberá incluir, en correspondencia con las progresivas de las perforaciones, una columna con las profundidades de cada suelo detectado y los resultados de los ensayos de identificación, sales y sulfatos, ensayos de compactación, valor soporte, humedad y densidad natural