Desendeudamiento: la UCR
plantea la necesidad de poner
reglas claras para todos

Diputado Jorge Rizzotti (UCR).

Diputado Jorge Rizzotti (UCR).

Jujuy – El diputado Jorge Rizzotti expresó que la adhesión al decreto 660 del Ejecutivo nacional, que involucra a Jujuy, dentro del Programa Federal de Desendeudamiento de las Provincias, “es un beneficio indiscutible, aunque también es la oportunidad de poner reglas claras para todos en materia de finanzas públicas en la provincia”. El diputado señaló que el bloque radical celebra este beneficio para la Provincia al tiempo que advierte que éste es el momento para dar mayor seriedad al manejo de las finanzas públicas, especialmente en la relación del Gobierno provincial con los municipios.

Rizzotti detalló que “son más de 480 millones que se recibirán y que reducen la deuda provincial a 2.790 millones, además de que desde el momento de la adhesión la provincia deja de pagar la cuota mensual de amortización de 40 millones de pesos”, y continuó: “así como la provincia tuvo que acceder a créditos, los municipios también lo hicieron; sabemos que los municipios se encuentran con deudas importantes, como también creemos que si bien en muchas ocasiones es importante acceder a esos créditos, se asume un compromiso de devolver los fondos, y la provincia debe controlar eso”.

Rizzotti remarcó que la intención del bloque de la UCR es que “con esos fondos se ayude a los municipios”, aunque, recordó, “hay situaciones como las del PROFOSAM, sobre las que no hay información, que dan cuenta de la falta de seriedad en el control de la finanzas públicas”. “Debe ponerse un límite”, continuó el diputado radical, “el mismo vicegobernador expresó alguna vez que los intendentes le tocan el timbre y se van con lo que piden: éste es un modelo que le conviene al Gobierno porque les permite favorecer según el grado de adhesión de los municipios”.

“Es el momento para que se pongan reglas claras para todos; pretendemos como bloque abrir el debate sobre esto, y así evitar que este modelos se siga repitiendo un modelo que es lamentable”. “Para ir mejorando eso, agregó el diputado, necesitamos que se dé a conocer la información. No se sabe qué deuda se pagaron estos fondos, tampoco hay información sobre cuánto deben los municipios, hay pedidos de informes sobre el PROFOSAM que nunca se respondieron, etc. Creemos que éste momento que alivia un poco la deuda provincial es un buen momento para replantearnos el manejo y control de las finanzas públicas en la provincia, empezar a debilitar el manejo discrecional y hacer un juego justo, con reglas claras para todos”.