Programa nacional para
reducir la sal en el pan

Jujuy – Autoridades nacionales del Ministerio de Salud Pública, trajeron a Jujuy la propuesta de reducir la cantidad de sal en el pan de todos los días, mejorando la salud y la calidad de vida de sus consumidores, en especial de aquellos que padecen cardiopatías. La inhibición se extendió también a las papas fritas, chizitos y productos similares con exceso de sal.

La licenciada Cristina Martínez, del Colegio de Nutricionistas de Jujuy, dijo que este programa está vinculado a los objetivos de una de las guías para las ligas alimentarias de Argentina, que consiste en disminuir el consumo de sal en el pan. “Nosotros somos grandes consumidores de pan, superando a veces el medio kilo diario, lo que conlleva al aumento del consumo de sal. Además, los argentinos estamos muy acostumbrados a agregarle sal a las comidas, con productos que ya vienen con mucha sal, como son los productos envasados, o papas fritas o chizitos y todo tipo de snacks que tiene mucha concentración de sodio”.

Con el alto consumo de sodio aparecen las enfermedades vinculadas al exceso de sal, como causante del aumento de la tensión arterial y otras cardiopatías. Esto afecta al ser humano en cualquier edad. Hoy tenemos niños obesos con hipertensión, cosa que antes no se veía y hay que reeducar a la población en el consumo de sal.

A las mamás se les indicó que la alimentación debe ser “lo más natural posible” y que no deben agregarle sal a los alimentos que ya vienen con una dosis determinada, para que las personas tiendan a sentir el verdadero sabor de los alimentos y no el que resulta de ser disfrazado por el sodio. En particular se dio un alerta sobre los fiambres que siempre abundan en sales como el nitrito de sodio, que es el que le da el color rojo que parece tan saludable.