Pondrán en valor el Club
Social “23 de Agosto”

Jujuy – Uno de los edificios más emblemáticos de San Salvador de Jujuy será sometido a una serie de mejoras, en el marco del programa de revalorización de espacios históricos de la ciudad. Se trata del Club Social “23 de Agosto”, cuyo edificio será puesto en valor para permitir el desarrollo de actividades culturales.

La intención quedó plasmada en un convenio de cooperación mutua que firmaron el intendente Raúl Jorge y el presidente de la entidad, Carlos Magnus Topp.

El jefe comunal destacó que Club Social “23 de Agosto” tiene más de cien años de historia y fue “un componente importante en la vida social e integradora de la sociedad jujeña, pero más allá de eso, como obra de arquitectura, está dentro de una ordenanza de preservación del Patrimonio arquitectónico”. Recordó que fue construido por el  ingeniero Gonzalo Correa  que tuvo la encomienda también de hacer la Casa de Gobierno, “con lo cual es el único testimonio aparte de esa Casa, de la arquitectura clásica, y que es una obra  a preservar en la ciudad”.

También agradeció que esta valiosa construcción no se haya convertido en un centro comercial si se hubiese vendido, elogiando a la dirigencia del Club que “con mucha dificultad resistieron el paso del tiempo y la falta de incentivo del estado”. Destacó que, en cambio ahora, será puesto en valor “este salón espectacular en plena peatonal, que permanentemente debe estar colmado de actividades culturales, recreativas, deportivas, todo tipo de exposiciones, recitales, tantos eventos, de modo que estamos muy entusiasmados con ayudar a levantar este club”.

Jorge explicó que a la par ponerlo en valor es darle un sentido social “abrirlo a la comunidad significa recuperarlo ediliciamente porque es amplio y estaba desaprovechado, llevando hacia el fondo de la construcción los temas propios para los socios, como los juegos que aquí se concentran y dejar este amplio salón principal, donde algunos años se hizo la Cena Blanca, para permitir ahora su uso más público, más popular, más abierto, comunicado e integrado a nuestra sociedad, en un lugar de privilegio en la peatonal”.

Por su parte, Topp sostuvo que se trataba de un edificio “cargado de historia, que nació hace aproximadamente cien años”. Adelantó que estaban recuperando material para volcar en exposiciones “con las características de la construcción, con fotos de las diversas actividades que se desarrollaron entre estas paredes”. Aclaró que una vez concluidas las obras, estará al servicio de toda la comunidad.