Tensa espera en
la calle Dorrego

Vendedores callejeros en calle Dorrego.

Vendedores callejeros en calle Dorrego.

Jujuy – La puja entre puesteros, apoyados por la Organización Barrial Tupac Amaru, y la Municipalidad de San Salvador de Jujuy, vivió ayer un nuevo capítulo con el bloqueo de la neurálgica arteria, protesta que causó innumerables inconvenientes al tránsito vehicular. Mientras el intendente Raúl “Chuli” Jorge se mantuvo firme en la decisión de levantar los puestos de venta callejera, en el lugar se resiste con una discreta guardia de los vendedores.

El levantamiento de puestos de comercio ilegal en la calle Dorrego, generó ayer un nuevo elemento de fricción con el corte por varias horas durante la mañana que sumió en el caos al tránsito de la ciudad. La protesta fue protagonizada por los puesteros y se extendió desde el puente Lavalle hasta la plazoleta Eva Perón.

Tras los graves incidentes del viernes pasado con varias decenas de detenidos y contusos, no ha cesado la tensión en la zona. El repentino cambio de autoridades policiales en la Unidad Regional I no sería ajeno a esos hechos.

Ayer por la tarde, bajo una discreta vigilancia piquetera, sólo quedaron unos pocos puestos en pie, pero como muestra de la resistencia se dejaron los esqueletos de las tiendas en la vereda.

Los puesteros exigen la re-localización prometida por las autoridades municipales, que a casi una semana del desalojo, todavía se desconoce.

Entre tanto, el jefe comunal salió por los medios a ratificar la política del municipio en materia de espacio público; reconoció que la necesidad obliga a muchas personas a buscar trabajo en el comercio callejero pero subrayó que estas actividades no se pueden desarrollar en cualquier lugar de la ciudad. Jorge también agradeció el apoyo de su partido. Aseguró que se continuará con las acciones tendientes a liberar las veredas de puestos de venta para facilitar el tránsito peatonal.

One Response to Tensa espera en
la calle Dorrego

  1. camila diaz

    que raro que la Tupac apoye a los que no respetan la ley.