Otra intimidación
contra jueces en Jujuy

La investigación del caso de la jueza Pilar Medina está radicada en el Juzgado de Instrucción del doctor Juan Carlos Nieve.

La investigación en torno a la intimidación a la jueza Pilar Medina está radicada en el Juzgado de Instrucción del doctor Juan Carlos Nieve.

Esta vez la agresión fue dirigida a la Defensoría de Menores de Palpalá, donde desconocidos rompieron la puerta principal de la sede judicial, causaron desorden en el interior pero no se llevaron nada. El caso de la jueza de Menores Pilar Medina se sigue investigando.

El hecho recién se conoció ayer y sucedió durante el fin de semana, según confirmaron fuentes tribunalicias.

Lo que llama la atención de la Policía es que los autores causaron destrozos en la puerta de la Defensoría, estuvieron en el interior de las oficinas pero no se llevaron nada, lo que hace pensar que se podría tratar de un acto de intimidación a las autoridades del organismo.

El episodio es investigado por el juez de instrucción de turno, Juan Carlos Nieve, quien ordenó una serie de medidas tendientes a identificar a los autores de la agresión y dispuso custodia policial para la defensora Mónica Patricia Montalvetti Romano.

Por otro lado, se supo que continúa la investigación en torno al caso de la jueza de Menores Pilar Medina, cuyo domicilio particular fue violado por desconocidos la semana pasada según denunció la magistrada. Trascendió que hay al menos dos hipótesis: que los desconocidos entraron a la casa en busca de documentación que se llevaron o que se trata de una intimidación a Medina por alguna resolución tomada desde la función.

Una tercera hipótesis circula en medios policiales y plantea una explicación desopilante: que el perro de la jueza, junto a un can amigo, fueron los causantes del fenomenal desorden en el interior de la vivienda. Según esta teoría, una de las puertas de la casa podría haber quedado abierta en forma accidental, y por allí escapó el animal que luego regresó con su vecino para cometer la tremenda correría. Abona esta idea que había dinero y otros elementos de valor que estaban al alcance de los desconocidos pero nada faltaba en la casa. La novedad en el caso fue el hallazgo del perro de la jueza, que estaba desaparecido desde que ocurrió el hecho. El animal se encontró junto a su amigo, en buenas condiciones.