La razón y la dignidad
están con nosotr@s

La incesante campaña de injurias y calumnias desatada  por los gobiernos nacional y provincial, a través de la agrupación Tupac Amaru asociada con periodistas de medios locales y nacionales, buscando desprestigiar la figura del compañero Carlos “Perro” Santillán y la compañera Luciana Santillán referentes de las organizaciones Tupaj Katari y Corriente del Pueblo se produce en un escenario que tiene por objetivo último, imponer una política de entrega y saqueo del territorio de nuestra provincia.

No es ninguna casualidad que esta campaña surja con virulencia cuando planteamos una pelea frontal contra el modelo minero en Jujuy, los intereses que allí juegan ven con desagrado que existan quienes se oponen a la contaminación y al despilfarro de las reservas de nuestras cuencas hídricas, fuimos las únicas voces que se opusieron a la entrega de los glaciares a la voracidad de las empresas multinacionales mineras, que quede bien claro, no son nuestras organizaciones ni ninguna de las organizaciones independientes, vecinos y comunidades que se movilizan contra estas políticas, las que en la provincia aprueban con su silencio e inacción  los entuertos votados entre gallos y medianoche en la legislatura jujeña, que afectan recursos vitales para nuestro presente y las futuras generaciones.

Las opciones del sistema en Argentina mantienen la misma direccionalidad. En la economía no existen diferencias sustanciales entre el justicialismo disidente, el kirchnerismo y el radicalismo. De una u otra forma, desde el Pacto de Olivos estas fuerzas políticas vienen sosteniendo el modelo neoliberal de las privatizaciones, el crecimiento económico con endeudamiento y la entrega de los bienes naturales: tierra, petróleo, minería, pesca y bosques nativos.

Existe un pueblo decepcionado por los partidos tradicionales, un pueblo con necesidades de todo tipo que la política tradicional, hoy también reciclada en algunas organizaciones sociales, intenta contener desde prácticas punteriles que nuestra provincia al igual que el resto del país conoce en profundidad. Práctica que permite la conformación de grupos mercenarios que funcionan bajo la oferta y la demanda, hoy funcionales al gobierno de turno pero que sin dudarlo se encolumnaran con cualquier otro signo político para ser la mano de obra que lleve adelante la represión y el apriete contra aquellas organizaciones y referentes del pueblo que no se venden.

La alternativa del cambio, la fuerza de la juventud, el instrumento político de los movimientos sociales, territoriales, campesinos e indigenistas decididos a protagonizar transformaciones con sentido emancipador, no podrá ser detenida por la estructura corrupta del clientelismo y los negocios a espaldas del pueblo que se definen en los despachos gubernamentales…

En nuestra forma de decir y hacer la política ganamos las calles, las plazas y las rutas de nuestro país, ejerciendo el legítimo derecho a  luchar contra el flagelo de la pobreza, no para eternizarla con políticas asistencialistas, sino para terminar con ella en una sociedad sin explotación ni dominación.

TRABAJO DIGNO, TIERRA Y VIVIENDA  hoy son nuestras banderas.

Para nosotros la política es el ejercicio de servir y no de servirse, y desde ese principio organizamos pueblo, así como estuvimos contra la entrega del patrimonio nacional, en momentos que se liquidaban los ferrocarriles, Aguas Argentinas, Y.P.F, Aerolíneas… ahora estamos contra la entrega de nuestros territorios a empresas y a particulares, que se transforman en cotos de caza encerrando lagos, montañas y cerros cuyos minerales son nuestras mayores reservas. Mientras destruyen el eco-sistema, van legislando la entrega del agua a través de la explotación de nuestros glaciares… Hoy como antes se intenta avanzar en la extranjerización de nuestros principales recursos estratégicos, hoy como antes lo denunciamos y nos movilizamos contra el mismo poder económico…

Retomamos los valores éticos  que se manifiestan en la cosmovisión andina ama sua (no seas ladrón), ama llulla (no seas mentiroso), ama kella (no seas flojo) y ama llunku (no seas servil) con la firme convicción de que otro modelo de sociedad es posible, para lograr ese objetivo es necesario reconocernos protagonizando cada una de las luchas que hay que librar, la razón y la dignidad están con nosotr@s.

Tupaj Katari – Corriente del Pueblo