Agua de los Andes dijo
que seguirá adelante con
el aumento de las tarifas

Miembros del Directorio de la Susepu y Agua de los Andes, durante la reunión con la Red de Organizaciones Sociales.

Miembros del Directorio de la Susepu y Agua de los Andes, durante la reunión con la Red de Organizaciones Sociales.

Jujuy – La empresa Agua de los Andes S.A. confirmó que llevará adelante el plan de reajustes tarifarios, decidido en forma unilateral, incumpliendo el requisito de una audiencia pública previa, en la que insistieron sectores sociales. Estos cuestionaron la supuesta crisis financiera de la prestataria, por los subsidios que recibe de Nación y Provincia, y propusieron que los trabajadores de Agua de los Andes, asuman la conducción de la empresa.

La declaración se cumplió durante una reunión con organizaciones sociales de base, a las cuales se les explicó qué incidencia tendrán los incrementos que se aplicarán a partir de agosto a cuenta de incrementos mayores.

Conociendo el temperamento del presidente de la empresa mixta, Rogelio Savid, una de las primeras cuestiones que plantearon las organizaciones sociales fue que el diálogo e intercambio de puntos de vista “se dé en un marco de respeto y que lo que se plantee sean cosas razonables”.

Uno de los reclamos fue que Agua de los Andes “hace años que no pone un mango; que no invierte un peso” en el servicio que presta. Savid argumentó que “si la empresa no pone dinero es porque no lo tiene”. Entre los asistentes se escucharon repetidas voces de ¡mentira!, ¡mentira!. También le recordaron a Rogelio Savid que “la Nación manda montones de plata” que no se ven que se utilicen para mejorar los servicios de agua potable y cloacas, menos aún en las zonas rurales.

Resumiendo las intervenciones, las organizaciones sociales plantearon que la prestataria “recibe un fangote de plata” y anticiparon que si es necesario acudir al Poder Judicial para impedir los incrementos en las tarifas, lo van a hacer.

Ante respuestas que siguieron el argumento de que si no se concretan los incrementos tarifarios, los servicios no se podrán prestar, los grupos sociales respondieron que querían ver y analizar la información y las cifras que sustentaban eso. Dijeron también que “es hora de que saquemos todos los papeles” para ver si se demuestra la situación financiera que se describe para avalar los incrementos.

Una y otra vez los voceros sociales plantearon la circunstancia de los subsidios que la privatizada sigue percibiendo de los gobiernos de la Nación y la Provincia y manifestaron el rechazo a que los incrementos anunciados por Cristina de Kirchner “se vayan en los pagos de gas, de luz o de agua, porque todo aumenta y esto se va a ir al carajo”.

Pese al lenguaje utilizado, el tono del diálogo fue relativamente conciliador. Sin embargo le anticiparon a Savid que “la del viernes será una marcha muy fuerte, porque no solamente serán nuestras organizaciones sociales, sino también los centros vecinales y -en definitiva- todo el pueblo, los que rechazarán estos aumentos”. Antes de retirarse, los grupos dejaron el reclamo de que “no puede ser que con los Planes Trabajar, apenas se pague Luz, Agua y Gas”. Al retirarse se reiteró la consigna de “Audiencia Pública Ya” y la promesa de que no habrá violencia, a pesar de que “la gente en las calles está llorando de indignación y de bronca”.

Milagros Sala, de la Agrupación Túpac Amaru, dijo que si la situación financiera de la empresa no permite su viabilidad, que la entreguen a los trabajadores para que la autogestionen.