Aguas Calientes recibe dos
nuevos edificios escolares

Ministra Liliana Dominguez.

Ministra Liliana Dominguez.

Jujuy – La ministra de Educación, Liliana Domínguez, anunció que hoy a las 11 se inaugurarán los nuevos edificios del Bachillerato Provincial 20 y Escuela Primaria 453, ambos de la localidad de Aguas Calientes, departamento El Carmen. La funcionaria adelantó además que el 9 de agosto se realizará la evaluación de calidad educativa en todos los quintos años del país de escuelas públicas y privadas, sobre Lengua, Matemáticas, Ciencias Sociales y Ciencias Naturales.

Domínguez recordó que el Bachillerato 20 funcionaba en sus primeros años en la escuela 295, luego en la 453, hasta llegar a su edificio propio que se inaugurará hoy. “Con la creación de los nuevos edificios, cada establecimiento tendrá sus propias instalaciones y ya no compartirlas, ampliando los turnos y la oferta educativa”, sostuvo.

Las obras se ejecutaron en el marco del Plan Más Escuelas que prevé bibliotecas, aulas de computación, salón de usos múltiples, núcleos sanitarios, aulas, cocina, sector administrativo y espacios recreativos.

También anticipó que “se siguen construyendo y creando nuevos establecimientos, como en el caso de los bachilleratos de Rodeito, El Bananal, Casira, Tres Cruces y Santa Ana; la colocación de piedra basal en Lote Navea de San Antonio o la escuela de las 30 Hectáreas”.

Sobre la evaluación de calidad, precisó que se realizará el 9 de agosto venidero y que el 16 en adelante alcanzará a los segundos años que sólo incluirá a escuelas muestra. En octubre se evaluará al nivel primario, que alcanzará al segundo y sexto grados.

“Esas evaluaciones servirán de insumo para los equipos técnicos que están trabajando sobre los diseños curriculares de los tres últimos años del nivel medio para su transformación”, explicó.

Por otro lado, sostuvo que se entregaban las tarjetas destinadas  a las escuelas albergue del nivel primario y aquellos establecimientos con residencias juveniles de lugares alejados. Los directores reciben esas tarjetas con fondos del Banco de la Nación, proporcional a la matrícula que atienden y junto a los docentes pueden realizar las compras necesarias para el funcionamiento de los albergues, como por ejemplo, todo lo que significa electrodomésticos, mantelería, blanco y utensilios.