Grandes pérdidas en el
sector frutihortícola de
Jujuy por las nevadas

La nevada caída en Jujuy complicó más la producción tabacalera y causó grandes pérdidas en el sector frutihortícola.

La nevada caída en Jujuy complicó más la producción tabacalera y causó grandes pérdidas en el sector frutihortícola.

Jujuy – Las sonrisas y los gestos de asombro que provocó en el rostro de los jujeños la intensa nevada de ayer y hoy, desaparecerá rápidamente y se transformará en muecas de disgusto cuando los precios de las frutas y verduras comiencen a elevarse, reflejando las pérdidas sufridas en el campo por el fenómeno meteorológico que “quemó” todo aquello que no estuvo protegido por un invernadero.

Según las primeras estimaciones, la producción de bananas de la provincia se perdió en un 60 por ciento. Productores de las zonas de Yuto, el Bananal, Colonia Santa Rosa, en la provincia de Salta, indicaron que sólo se salvó lo que estaba listo para la cosecha, pero las plantaciones se perdieron en su totalidad. La producción bananera ocupa unas 5.000 hectáreas entre Jujuy y Salta.

Las pérdidas en la producción hortícola de Jujuy se extendieron por toda la Quebrada de Humahuaca, Valle de San Francisco y Valles de Los Pericos. Los cultivos afectados fueron principalmente el tomate y el pimiento en los valles templados y las cucurbitáceas, flores y otros cultivos en la Quebrada de Humahuaca.

Con anterioridad al temporal, los productores tomateros de la zona de Aguas Calientes, arrojaron a las banquinas unos 400 mil cajones de tomates solamente en un mes debido al bajo valor del producto en el mercado. Ahora apuestan a que con lo poco que les quedó de la cosecha puedan salvar los gastos de producción.

Las plantaciones de duraznos, en la zona de Los Pericos, fueron alcanzados por la nieve y las heladas en plena etapa de floración, por lo que aún no se puede evaluar con certeza el nivel de daño ocasionado a esa actividad.

Pero no sólo las frutas y verduras sufrieron las consecuencias de las bajas temperaturas. Los almácigos del tabaco, que no alcanzaron a ser cubiertos adecuadamente, sufrirán un retraso significativo en su crecimiento. El stock de plásticos y “filtrón”, utilizados para cubrir las pequeñas plantas, desapareció rápidamente de los negocios dedicados a la venta de agroquímicos e insumos para el campo.

Esta situación viene a complicar, aún más, la difícil situación que atraviesa el sector ante la falta de pago del Fondo Especial del Tabaco, entre otras razones.