Galarza solicitó reponer a
discapacitado a la banda de
música juvenil de la Policía

Víctor Galarza, Defensor del Pueblo de Jujuy.

Víctor Galarza, Defensor del Pueblo de Jujuy.

Jujuy – Luego de haber integrado durante tres años la Banda de Música Juvenil de la Policía de la ciudad de San Pedro, un adolescente de 17 años, con síndrome de Down, fue excluido de la misma, sin explicación fundamentada. Ante la denuncia realizada por su madre en la Defensoría del Pueblo de Jujuy, Víctor Galarza, quien preside la institución, emitió una resolución para solicitar al jefe de la Policía de la Provincia de Jujuy la reincorporación del mismo a las actividades de dicha banda, en virtud de su participación continuada por un lapso de tres años consecutivos.

Luego de recibir en la institución la denuncia sobre un posible acto discriminatorio por parte de la Policía de la ciudad de San Pedro, el Defensor del Pueblo realizó las investigaciones pertinentes que le permitieran conocer la situación en su totalidad, las cuales demostraron que  el caso se trataría de un acto de discriminación.

Así es que a través de la emisión de la Resolución N° 190 – DPJUJ- 10 realizada por el Defensor del Pueblo se recomendó al jefe de la Policía de la Provincia de Jujuy la  reincorporación del adolescente a la Banda de Música Juvenil. Los fundamentos esgrimidos por el Defensor del Pueblo  en la misma se sustentan en las disposiciones contenidas en el Art. 16 de la Constitución Nacional, Art. III.1 a) de la Convención Interamericana para la Eliminación de todas las formas de Discriminación Contra las Personas con Discapacidad (aprobada por Ley 25.280), Ley Nacional N° 23.592 “Actos Discriminatorios” Art. 48 de la Constitución de la Provincia de Jujuy y Ley Provincial N° 4398.

Según los fundamentos de la solicitud, “las personas con discapacidad deben ser evaluadas por sus méritos y no por ideas estereotipadas sobre discapacitados, dado que todos los seres humanos nacen libres e iguales en dignidad y derechos”. Ante esta situación, el Ombudsman provincial expuso en sus fundamentos que se debe evaluar primero a la persona luego a la discapacidad, no siendo el único criterio de diferenciación la discapacidad de una persona. La negativa de admitir como aspirante en la Banda de Música Juvenil a esta persona únicamente por presentar Síndrome de Down, conforme la respuesta dada por las personas encargadas de la policía provincial a su madre y a la Defensoría del Pueblo en su etapa investigativa,  configura un acto de discriminación que agravia el reconocimiento de su persona como tal, su dignidad e igualdad, todos ellos derechos subjetivos de la personalidad en el contexto de la tutela publica de los derechos humanos.

El Pacto Internacional de derechos Económicos, Sociales y Culturales en su artículo 12.1 establece que “los estados partes en el presente pacto reconocen el derecho de toda persona al disfrute del más alto nivel posible  de salud física y mental”, motivo por el cual el estado provincial se encuentra obligado a disponer de todos los medios que se encuentran a su alcance a los fines de garantizar la reincorporación del adolescente a las actividades de la banda de música juvenil, sino además de que esa inclusión se realice asegurando la contención necesaria para atender sus necesidades individuales.

Las personas con Síndrome de Down pueden llevar una vida plena y fructífera sea como integrante de la familia o como contribuyente de la comunidad.

Es importante reconocer que las necesidades de las personas con este síndrome deben ser contenidas para que puedan adquirir aptitudes que le permitan en muchos casos obtener un empleo y vivir en forma semiindependiente.

La Defensoría del Pueblo de la provincia de Jujuy estima que la inclusión de las personas con discapacidad en todos los ámbitos debe efectivizarse en condiciones de igualdad y acorde al principio de valoración de la diversidad a fin de evitar actos discriminatorios y/o toda forma de exclusión social.