Es lamentable que a
la razón la hayamos
perdido, dijo Maccagno

Jujuy – “No  todo lo nuevo es bueno, ni todo lo viejo es malo”  respondió Germán Maccagno, al ser consultado sobre la aprobación de la ley nacional que permite el matrimonio entre personas del mismo sexo.  Para este sacerdote católico, la decisión de los senadores nacionales, se hizo “sin escuchar a nuestro pueblo”.

En declaraciones a Radio 2, el padre Maccagno recordó que en la audiencia pública realizada en la provincia había excelentes argumentaciones de muchos sectores que “se expresaron muy bien en contra de esta igualación injusta”. En el análisis específico del desempeño de los senadores, dijo que de ellos, aunque son representantes, parece que no representan”.

“Nosotros sentimos dolor, mucha decepción. La iglesia va a seguir enseñando lo que siempre ha enseñado; esto no cambia la doctrina de la iglesia, pero es lamentable que la razón la hayamos perdido. Como Dios es fuente de toda razón y justicia, esto se pierde si dejamos de lado a Dios” reflexionó.

Expresándose como argentino, Maccagno consideró que la sanción de la ley va más allá de lo religioso, “porque el matrimonio es una institución natural, no de la iglesia”. Respondiendo al argumento del progreso y la renovación, el cura puso el ejemplo de alguien que se droga y que por esto puede considerar que está progresando y que se debe aceptar porque es nuevo.

Recordando el  argumento conocido de que “no separe el hombre lo que ha unido Dios”, advirtió también que “no una el hombre lo que Dios ha separado”. Sobre la ley del matrimonio gay, el clérigo estimó que esta es “una cuestión de razón, de razonabilidad y no de derechos” y que la justicia actúa en igualdad de condiciones  y de realidades y hay que legislar igual.

Respecto de la adopción de niños que podrían hacer las parejas gay Germán Maccagno se preguntó si los legisladores que están a favor de la ley entregarían a sus hijos a una pareja gay o tendrían como niñero o niñera a una “persona con dificultades o problemas”.

2 Responses to Es lamentable que a
la razón la hayamos
perdido, dijo Maccagno

  1. ARACELLI

    ¿Que le pasa al cura maccagno? ¿De que habla? ¿se habra quedado en el tiempo? o con lo que le conviene? El mas que nadie sabe que en la historia del catolicismo han sucedido muchisimas anormalidades.Que hubo y hay curas homosexuales y porque no tambien violadores de niños y jovenes.
    Maccagno se siente triste por esta ley, bah!
    Deberia sentirse triste porque la iglesia siempre encubre todo el mal accionar de los sacerdotes en vez de sancuionar como deber ser solo pide disculpas.No reconoce nada.
    Maccagno tampoco tiene memoria en los años 78 junto a unas amigas ibamos a la ACCION CATOLICA, eramos jovenes ÉL estaba junto a nosotros y en el grupo teniamos dos compañeros HOMOSEXUALES, nosotros lo sabiamos y estoy segura que el cura maccagno tambien,Solo que hacian la vista gorda porque les convenia.Estos chicos pertenecian a familias adineradas de la capital jujeña.Asi que no venga ahora decir que perdimos la razon.
    En el ministerio de educacion de Jujuy hay muchas personas HOMOSEXUALES y nadie dice nada. tienen derechos como cualquier persona a trabajar y a ser tratados como el comun de la gente.
    JA!a MACCAGNO le esta agarrando el alzeimer.
    Que recuerde como vivimos en jujuy el periodo del Gobierno de facto y diga que hizo PARA PRESERVAR A “LA FAMILIA” que tanto hoy se llena la boca con su discurso.
    Hoy me pregunto si habra sido complice de del sujeto monseñor “medina” que habia que besarle el anillo de diamante, etc.etc.etc.
    ¡QUE BUENO QUE NOS SAQUEMOS LA CARETA DE UNA VEZ POR TODAS!
    QUE BUENO QUE APROBARON LA LEY!
    QUE AHORA SAQUEN UNA LEY PARA CONDENAR A LOS CURAS VIOLADORES QUE SON INMUNES A LA JUSTICIA.

  2. William Godwin

    Dice el refran “ley pareja no es rigurosa”.
    No hay motivo razonable para otorgar a los homosexuales el privilegio de salvarse del matrimonio, institucion bastante cuestionada.
    Por un momento imaginemos lo que seria de la iglesia catolica, de sus estructuras, jerarquias e intereses si sus sacerdotes, obispos, papas y monjas accedieran a tan codiciada condicion.
    Dios no hace diferencia entre sus hijos, en honor a la igualdad ¡ MATRIMONIO PARA TODOS !.