Acusan por problemas
graves de salud a una
estación transformadora

Superintendencia de Servicios Públicos.

Superintendencia de Servicios Públicos.

Jujuy – Vecinos autoconvocados del barrio Malvinas alertaron sobre cantidades inusuales de cancerosos y leucémicos, en un barrio residencial del Sur de la ciudad, en donde funciona una planta transformadora de niveles de tensión. Se prevé la realización de un censo.

La cuestionada estación transformadora se encuentra sobre avenida Vespucio entre Sajama y 10 de Junio desde hace varias décadas. Ahora se pretende aumentar la potencia de la transformadora, mientras la SuSePu sostiene que es la gente o los afectados por enfermedades quienes deben demostrar científicamente que la estación transformadora de EJESA “tiene por propósito mejorar el servicio que se presta en ese sector de usuarios”.

Con los elevados costes que implica el tratamiento para enfermedades gravísimas, como varios tipos de cáncer y leucemia, afectando a adolescentes de hasta 14 años. Por ello, los vecinos autoconvocados esperan una respuesta institucional de la empresa privada proveedora de energía eléctrica y de los organismos de contralor, como la SuSePu.

A todo esto, la autorización de la SuSePu, para ampliar la potencia de la estación transformadora, se hace en base al estudio de impacto ambiental efectuado por la concesionaria de energía, por lo que los vecinos entienden que de esta manera no hay garantías sobre bienes tan preciados como la salud y la vida. Al respecto, el diputado Pablo Baca ingresó un proyecto de ley, que nunca fue tratado.

Por iniciativa de los vecinos se realizará un censo sanitario en Barrio Malvinas y se insistirá en solicitar la Banca 13 del Concejo Deliberante.

El criterio del organismo de contralor es que el supuesto afectado o su familia debe demostrar la incidencia directa de la fuerza electromagnética sobre la salud humana. Para intentar reforzar el concepto de normalidad, la gerente del Usuario de la SuSepu, Claudia González mencionó la estación establecida en el Kilómetro Cero, en Belgrano y Lavalle de esta capital; otra similar, en cercanías del Banco Macro en La Madrid, entre Alvear y Güemes.

Otro intento de instalar una estación de EJESA entre la paredes externa del Cementerio El Salvador, cerca de Punta Diamante, no se ha resuelto definitivamente. Lo insólito es que mientras tanto se intente confrontar a los vecinos de Malvinas con una de las empresas más poderosas de la provincia. Lo que deberán probar los afectados hace a los fundamentos científicos, que los autoconvocados cuestionan.