Estudio de las cuencas
hidrográficas de Jujuy

Jujuy – El programa de estudios de las cuencas hidrológicas jujeñas que prioriza la de la Quebrada de Humahuaca ya está en marcha. Las acciones se inscriben en un convenio firmado entre las universidades Nacional de Jujuy y Tecnológica de Madrid junto al Ministerio de Infraestructura de la provincia.

El ministro Fernando Frías brindó ayer detalles de los avances del plan, tras mantener una reunión con la vice-rectora de la Unju, Mercedes Garay de Fumagalli, el decano de Ingeniería, José Sánchez Mera.

Destacó que en un primer paso se trabajará sobre la Quebrada de Humahuaca “por los problemas existentes y por su significado como Patrimonio de la Humanidad”, teniendo en cuenta que para conservar ese estatus debe ser preservada.

“En este trabajo conjunto con nuestra Universidad y la Tecnológica de Madrid serán significativas las conclusiones a que se pueda llegar, sobre todo trabajando con gente de Jujuy y tomando en cuenta que ya se está avanzando en un post-grado que se hará en la Unju para el estudio de las cuencas. Ello será de amplio beneficio y con posibilidades de trabajo incluso para muchos jóvenes jujeños que estudian en la Unju”.

La vice-rectora de la casa de estudios explicó que “en esta etapa y con la participación de la Universidad Tecnológica de Madrid y el Estado Provincial por medio del Ministerio de Infraestructura y Planificación, se vio el estado de avance de la situación y hemos comprobado el trabajo realizado hasta este momento y lo que queda por realizar”.

Jujuy tiene un problema importante con la cuenca del Río Grande, “que con sus sistemas subsidiarios prácticamente ocupa el 80% de la superficie de la provincia”, señaló al considerar fundamental que se pueda trabajar planificando a mediano y largo plazo.

“Normalmente la naturaleza se autorregula, pero la construcción de caminos, diques y obras de diverso tipo alteran todo esto. Por ello me parece muy importante poder trabajar en cooperación internacional, planificando acciones que en ultima instancia redundarán en beneficio de los habitantes en general y de los productores de las zonas cercanas al Río Grande y sus ríos subsidiarios, todo un sistema de drenaje y en ultima instancia, de la calidad de vida del habitante de Jujuy”, subrayó.

Sobre el financiamiento, señaló que hay agencias internacionales que pueden colaborar con subsidios y aportes económicos para llevar adelante estas acciones. De todas maneras, aclaró que “esto no solamente es un tema de recursos”, sino que tiene que ver con “un estudio profundo, científico, interdisciplinario que permita conocer cuales son las posibilidades a mediano y largo plazo en las cuencas hidrográficas y prever lo posibles problemas que esto nos pueda traer. Por supuesto más allá de ello, con un proyecto serio, se pueden conseguir los fondos internacionales”.