Dos policías lesionados
durante la protesta contra
la ley de glaciares de Jujuy

El hall de la Legislatura fuertemente custodiado por efectivos de infantería de la Policía provincial.

El hall de la Legislatura fuertemente custodiado por efectivos de infantería de la Policía provincial.

Jujuy – Dos policías heridos y algunos vidrios rotos, tuvo como saldo una ruidosa manifestación protagonizada por militantes del Movimiento Tupaj Katari y de la Unión Trabajadores Barriales (U.T.B.) en las escalinatas de la Legislatura jujeña.

Los manifestantes protestaron contra la aprobación de la Ley de protección de los glaciares impulsada por el Poder Ejecutivo provincial.

Luciana Santillán, de la Corriente del Pueblo dijo que “están tratando una ley de entrega nuestros recursos naturales a grandes mineras como la Barrick Gold”.

Carlos Santillán intentaba hacerse oir, con un megáfono, mientras se llevaba adelante la sesión.

Carlos Santillán intentaba hacerse oir, con un megáfono, mientras se llevaba adelante la sesión.

“El tema de los glaciares es preocupantes ya que son recursos no renovables que son el futuro de nuestra existencia como es el agua y todo eso hoy se está entregando”, señaló la dirigente social. Finalmente señaló que “estamos indignados porque utilizan todos los recursos para que rápidamente salgan estas leyes que favorecen a los que más tienen”.

Mientras tanto el jefe del operativo policial montado en la Legislatura aseguró que “se están levando adelante las órdenes impartidas por el presidente de la Cámara, y se ha otorgado la seguridad necesaria por parte del personal policial que está apostado en todos los sectores, pese a que hay personal que ha sido agredido con hondazos desde el frente. Tenemos dos efectivos lesionados con golpes de piedras en el rostro”, precisó el uniformado.

“La orden es precisa, se debe permitir que los legisladores desarrollen sus funciones dentro de la normalidad que sea posible. No se permite el paso a nadie”, aseguró el oficial y así lo pudo comprobar un grupo de periodistas que debió esperar algunos minutos antes de que llegara la orden que finalmente habilitó el ingreso al palacio legislativo a los hombres de prensa.