El diputado Abraham se declaró
perseguido por un canal de TV

Diputado Marcelo Abraham (PJ).

Diputado Marcelo Abraham (PJ).

En la sesión de ayer de la Legislatura fustigó en duros términos a su par, el empresario de medios Eduardo Cammuso (FPJ), por las críticas periodísticas al presidente de la Legislatura y a miembros del cuerpo. Paradójicamente, la Cámara votó sobre tablas una resolución repudiando toda obstaculización a la labor de la prensa.

El exabrupto del diputado Marcelo Abraham (PJ) contra su par Eduardo Cammuso (FPJ) fue corto pero intenso. Primero apuntó a que Cammuso no fue a las sesiones y después a que desde los medios de difusión del legislador –Canal 2 y Radio 2- “se nos dedica un párrafo a cada uno de nosotros pero nunca escuché que alguien diga que vino a jurar y después se retiró y no volvió ni siquiera por respeto a sus compañeros”.

Después de fustigar a otros dirigentes del Frente Primero Jujuy porque “creían que iban con el caballo del comisario” en la última campaña electoral, Abraham se puso como ejemplo: yo trabajo pero a él (por Cammuso) no lo veo en ningún lado y en ese medio no se dice nada”, disparó, ya preso de la cólera.
Sin hacer puntos apartes, el legislador segurista también juzgó mal que Cammuso haya donado sus dietas a una institución que atiende a niños especiales porque “son dietas que nunca ganamos”.

Tras aludir a “amenazas de muerte” y “falsificación de balances”, agregó que “nosotros somos los malos y él es el bueno”, al tiempo que condenó las críticas al vicegobernador Pedro Segura que se hicieron desde Canal 2 y Radio 2. “Hablan mal de todos nosotros”, protestó Abraham casi a los gritos.

Diputado Eduardo Cammuso (FPJ).

Diputado Eduardo Cammuso (FPJ).

Las acusaciones no recibieron el respaldo de ningún otro diputado pero sí la réplica de Oscar Agustín Perassi (FPJ), quien luego de dejar a salvo su estima y respeto por el encrespado legislador del PJ, opinó que se había tomado un camino equivocado: “no es común que nosotros los diputados juzguemos el quehacer o no hacer de los otros miembros de esta Legislatura; es una norma no escrita pero es así; cada diputado ejerce su función como mejor lo cree”, señaló.

“No han sido correctas las expresiones de Abraham; nos guste o no, el diputado Cammuso fue votado por todo el pueblo. No puedo aceptar que opine sobre la campaña del Frente Primero Jujuy. Nosotros no opinamos de la campaña de otros partidos, cada uno hace campaña con los recursos que tiene”, afirmó.

“Lo mismo que las alusiones sobre la vida particular de nosotros; más de uno tenemos o tendremos denuncias que debieran caer en la justicia como corresponde”, agregó Perassi para advertir que “otros estamos prohibidos en los medios y no salimos nunca para ser felicitados sino criticados; esto ocurre, son las reglas de juego”.

Después de la polémica, la Cámara se apartó del reglamento y dio ingreso a un proyecto de resolución del radical Carlos Oehler propiciando el enérgico repudio a toda metodología que busque impedir o coartar la libertad de expresión en el país.  La iniciativa no fue leída en el recinto pero se votó y aprobó sobre tablas por unanimidad, después de un cuarto intermedio en el que se hicieron modificaciones de las que nadie pudo dar cuenta al terminar la sesión.

Alejandra Mollón (Lyder) adhirió manifestando su rechazo a “los agravios y amenazas sufridos por los periodistas”, acciones que dijo “intentan deshonrar a los profesionales de los medios”. “Esto es muy peligroso para la sociedad; las amenazas a la libertad de expresión pueden derivar afectando la democracia argentina que tanto costó recuperar”, estimó la legisladora.