Tabacaleros interpusieron
una medida cautelar por
el precio del tabaco

Pedro Pascuttini.

Pedro Pascuttini.

Es para impedir la salida del producto acopiado por los dealers, que se niegan a pagar el precio fijado.

La puja entre los tabacaleros de Jujuy y Salta y los dealers entró ayer en una instancia judicial, al interponerse una medida cautelar para lograr que se respete el precio establecido por las cooperativas y las cámaras de la producción.

El presidente de la Cámara del Tabaco de Jujuy, Pedro Pascutini, explicó que la acción “es el punto de partida para que tome participación la Secretaría nacional de Defensa de la Competencia”.

Recordó el dirigente que el precio fue fijado el 7 de abril pasado en un 22 y medio por ciento de aumento con respecto al precio de la campaña pasada, lo que significa 13,66 pesos por kilo de tabaco. “Ese es el precio que los compradores deben pagar; en caso de que exista algún comprador que quiere pagar una suma menor, siempre y cuando lo haga sujeto a reajuste y eso esté expresamente constatado en la boleta, está bien, es un paso más pero el precio que debe exigir el productor es el de 22 y medio por ciento”, agregó Pascutini.

Señaló además que la cámara jujeña conjuntamente con la de Salta “viene haciendo los reclamos, la semana pasada a través de una nota intimamos que hasta el viernes 23 debían adherir a este precio pagando la totalidad en ese porcentaje, lo hicimos por carta documento y hoy estamos presentando las medidas judiciales en Salta, es una medida cautelar donde se va a evitar la salida del producto y además de esto es el punto de partida para que tome participación la Secretaría nacional de Defensa de la Competencia”, indicó.

El jueves en el senado
El Convenio Marco para el control del Tabaco suscripto en Ginebra en el foro de la Organización Mundial de la Salud de 2003 y rubricado por la Argentina unos meses después, vuelve a poner en jaque a la producción tabacalera.

Si bien en 2004 el Poder Ejecutivo solicitó sin éxito su aprobación, fue en febrero de este año cuando el senador Daniel Filmus (FPV), presentó un proyecto de Ley para ratificar el Convenio Marco.

Más allá de la delegación de potestades y pérdida de competencias jurisdiccionales y otras facultades, las entidades que nuclean al sector tabacalero sostienen que el convenio marco afecta a la producción, sosteniendo la sustitución del cultivo como así también prevé generar asistencia financiera desde los países desarrollados, para incidir en la producción de tabaco y en una diversificación imposible.

Advierten además que se propone un sistema de control y reglamentación de la producción. Obliga a cooperar con las ONG que se dediquen a la vigilancia regional y mundial del tabaco. Dispone sobre el destino de todos los recursos existentes o potenciales (Fondo Especial del Tabaco) para ser destinados a actividades de control de tabaco. Prohíbe las exportaciones e importaciones de tabaco, entre otras consecuencias negativas, que significarían la lisa y llana desaparición de la producción.

Por tal motivo el pasado jueves los productores de las 7 provincias tabacaleras del país, trabajadores rurales, trabajadores de la industria del tabaco, Cámara Regional de la Producción de Salta, Movimiento de Productores del NOA, ministro de la Producción de Misiones, secretarios de Agricultura de Salta y Catamarca, PyMES del Tabaco, industria, distribuidores y kioskeros encolumnados con la Federación Argentina de Productores Tabacaleros, manifestaron en el Senado su rotundo rechazo a las pretensiones de ratificar el cuestionado convenio de Control de Tabaco.