Jujuy, subsede de la Copa
América: nadie dice cuánto
costará la fiesta

Frías hace la historia de cómo se logro la subsede.

Frías hace la historia de cómo se logró la subsede.

La magnitud de la inversión que demandará la adecuación de la infraestructura deportiva de la provincia y la organización del magno evento, es un misterio.

La presentación oficial de Jujuy como subsede de la Copa América 2011 tuvo euforia, discursos altisonantes y glamour pero ninguna precisión acerca de cuál será el costo del evento. Sobre este aspecto central de la cuestión, solo se han dicho dos cosas hasta el momento. Una: que fue el presidente de la Cámara de Diputados de la Nación, Eduardo Fellner, quien gestionó y obtuvo el financiamiento para adecuar el estadio “23 de Agosto” del Club Gimnasia y Esgrima. La mismísima presidenta de la Nación –se reveló- asumió el compromiso de poner los recursos.

En la presentación del viernes, se mostró un power point con gráficos animados ilustrando las obras que están previstas, pero –pequeño “detalle”- nadie dijo cuánto costarán.

Lo otro lo aportó el gobernador Walter Basilio Barrionuevo al regresar de Buenos Aires, donde hace poco estuvo reunido con autoridades de la AFA. “Hay cosas por hacer –sostuvo- y para ello hay que conseguir fondos, no tan solo del Gobierno sino con el apoyo de las fuerzas vivas”.

En julio del año pasado, cuando ya se anunciaba que Jujuy sería sede de la Copa, el ministro de Infraestructura de Jujuy, Fernando Frías, admitía en declaraciones a la prensa que “el costo va a ser elevado”, refiriéndose solo a las remodelaciones que deberán efectuarse en el estadio “Lobo”. También señalaba que se deberá adecuar otro campo de juego, posiblemente la cancha del Club Zapla en Palpalá, para que el plantel “Lobo” tenga donde entrenar mientras se ejecutan los trabajos en el “23 de Agosto”. Pero tampoco dio números. El mediático ministro dio, no obstante, un dato para tener una idea: en San Juan construyen un estadio que costará 140 millones de pesos.

Al misterio que rodea lo que costará la participación de Jujuy en la Copa América, se agrega un dilema. La insistencia en colgar del cuello de todos los jujeños la responsabilidad y el esfuerzo que harán falta para organizar el evento, no solo causó empalago. Hacer creer que con este desafío se abre en el horizonte de nuestras vidas una nueva causa común equivalente a la del Paso de Jama o un especie de nuevo Éxodo Jujeño, es una ofensa a la inteligencia de la ciudadanía jujeña.

Nadie niega la trascendencia y la importancia del torneo y que seguramente por detrás del fútbol internacional, se abrirán ventanas para mostrar a Jujuy en todo el planeta. No hay dudas que el curioso nombre de nuestra Patria Chica se pronunciará en todos los continentes y casi en todos los idiomas y que el turismo llegará por miles a colmar hoteles y restaurantes. Las agencias de viajes, las compañías de aviones y transporte terrestre también se verán en la necesidad de aumentar sus servicios e incluso, los quebradeñitos cantarán como nunca antes tantas coplas al pie del Monumento a la Independencia en Humahuaca. Pero lo que no se escucha con todas las letras es que el grueso de las ganancias que generará semejante movimiento se lo llevará –como es lógico y saludable- el empresariado turístico de Jujuy y Salta, que es quien en realidad debe ser protagonista del desafío, ponerse bien puesta la camiseta de la Copa y, sobre todo, meter la mano en el bolsillo.

Además de comprar un bono contribución o ser amables con las visitas, ¿qué más pueden hacer los ciudadanos de Jujuy, muchos de los cuales no tendrán con qué pagar una entrada para ver algún partido?

No está mal llamar a las cosas por su nombre. La Copa América 2011 no es un reto a la jujeñidad ni una lluvia de maná. Es, primero que nada, un desafío de los funcionarios del Gobierno que tienen toda la responsabilidad de llevar a buen puerto, en tiempos de vacas flacas, una fiesta tan importante como cara que la disfrutaran algunos pero la pagaremos todos.

Juan Héctor Figueroa de la Redacción de El Libertario.

2 Responses to Jujuy, subsede de la Copa
América: nadie dice cuánto
costará la fiesta

  1. marcos

    Me parece tu cometario banal ,obsoleto en ves de preguntarte cosas debrias preguntar a quien corresponda todas tud dudas y de paso trabjas ya q como periodista deberias buscar respuestas.

  2. Fabio

    hola juan figueroa que queréis decir con los “quebradeñitos”!!! Te informó que también al turismo los nativos de esta región lo vemos desde afuera.