El PJ en la Legislatura apoyó
el tratamiento de un proyecto
de auditoría en el BAS

El presidente de la Legislatura, Pedro Segura, se bajó del estrado para participar de las conversaciones dentro del PJ y con la UCR respecto del proyecto del Banco de Acción Social.

El presidente de la Legislatura, Pedro Segura, se bajó del estrado para participar de las conversaciones dentro del PJ y con la UCR respecto del proyecto de Rizzotti.

La  iniciativa, del radical Jorge Rizzotti, propone la contratación de una Auditoría Externa especial para estudiar los estados contables de la entidad. Por otro lado, se denunció que la última licitación para la compra de máquinas tragamonedas fue de 1989.

El bloque Justicialista aceptó, en la sesión ordinaria de ayer, apartarse del reglamento para dar ingreso a un proyecto de ley del diputado radical Jorge Rizzotti de contratación de una auditoría especial de los estados contables del Banco de Acción Social (BAS).

El legislador dijo que la respuesta del pedido de informe sobre aspectos administrativos-contables y de gestión de la entidad sancionado por la Legislatura en 2009 arrojó que ninguna rendición de cuentas está aprobada desde el ejercicio cerrado 2001.

El informe del síndico y jefe del Departamento Auditoría III del Tribunal de Cuentas –añadió el legislador-  dan cuenta que no existen  saldos al inicio confiables, es alto el grado de riesgo, hay severas fallas de control interno y falta de una administración seria en el manejo de fondos de terceros.

Agregó Rizzotti la falta de cumplimiento al Régimen de Contrataciones de la Provincia y reveló que las dos contrataciones conocidas –los tragamonedas y casinos- producen una recaudación anual de aproximadamente 20 millones de pesos. La última vez que se efectuó una licitación pública fue en el año 1989: “nunca más licitaciones, todas contrataciones directas”, subrayó. “Lo más grave es que en 2009 se renovó el contrato por diez años más”, alertó.

Otro aspecto que se ventiló en el pedido de informe sobre el BAS fueron los incrementos salariales retroactivos que en forma ilegal se dieron los funcionarios jerárquicos de la institución, medida que se dejó sin efecto por resolución del Banco en junio de 2009. Estos aumentos llevaron los sueldos del personal jerárquico a 20 mil pesos, por encima de las remuneraciones del gobernador.

El proyecto de ley, que se pasó a las Comisiones de Finanzas y Legislación General, propone instruir al Banco de Acción Social para la contratación de servicios de una auditoría externa especial en el banco, “siguiendo los procedimientos de contratación establecidos en el régimen en vigencia.

Los objetivos de la auditoría son efectuar correcciones que sean necesarias para la emisión de los estados contables que a la fecha se encuentren pendientes de emisión; determinar las responsabilidades de los agentes actuantes y diseñar un sistema administrativo que permita dar cumplimientos a los fines del BAS.

El proyecto prevé que el BAS, en un plazo de diez días, convoque a representantes del Consejo de Profesionales de Ciencias Económicas, de la Facultad de Ciencias Económicas, del Tribunal de Cuentas y de la Comisión de Finanzas.