En Jujuy, exámenes especiales
morigerarán los indicadores de
repitencia en la escuela media

Bajo rendimiento escolar en Jujuy: los chicos en la picota.

Bajo rendimiento escolar en Jujuy: los chicos en la picota. (Archivo El Libertario).

Las mesas extraordinarias de exámenes instrumentadas en las escuelas secundarias mediante la Resolución 580, evitarán que el fracaso escolar arroje datos alarmantes. En algunos colegios, casi la mitad de alumnos se hubiera quedado de curso si no se les daba una nueva oportunidad. Los docentes señalan a los padres y a los chicos por el pobre rendimiento.

Paros, epidemia de Gripe A, exceso de feriados, falta de estudio y escaso acompañamiento de los padres son los factores identificados por los propios docentes para explicar  los altos indicadores de fracaso escolar en el nivel más golpeado del sistema educativo estatal: la escuela secundaria.

Según datos oficiales, en la provincia el número de alumnos que salen de la primaria y quedan excluidos de la secundaria es cercano a los 39 mil jóvenes de acuerdo a la matrícula del año 2008. En marzo último, la actual ministra Liliana Domínguez reconoció que la deserción en el nivel medio es la peor y ronda el “40 o 45 por ciento”.

Un relevamiento de El Libertario en colegios secundarios de San Salvador de Jujuy y del interior, muestra que la cantidad de alumnos en situación de depender de las mesas extraordinarias para no repetir el año, presenta cifras apabullantes. En la Escuela de Educación Técnica N° 1“Escolástico Zegada”, se inscribieron para rendir 567 estudiantes de una población total de 1100 alumnos. La causa de semejantes indicadores –sostienen los docentes- fue la perdida de todo un trimestre en 2009 debido fundamentalmente a los paros y a la epidemia de la Gripe A.

La recuperación de días de clase que durante el año pasado anunció el Ministerio de Educación pero no se cumplió, también contribuyó a los malos resultados de hoy.

En esta escuela, una de las de mayor matricula de la provincia, ya se empezó con la tarea de replantear el año lectivo, dada la pérdida de un mes completo debido al paro docente de marzo.

Una escuela más atractiva para los jóvenes, es uno de los desafíos.

Una escuela más atractiva para los jóvenes, es uno de los desafíos.

Una recomendación para los padres, señaló el rector Roberto Landriel, es que realicen un acompañamiento permanente de sus hijos, que les revisen las carpetas para ver qué tareas les dan sus profesores y que los manden a las extra-clases, que son de gran ayuda para apoyar a los estudiantes pero no se aprovechan como debieran.

En la Escuela Provincial de Artes “Medardo Pantoja”, el panorama es aún más grave. De una población total de 300 alumnos, 200 se inscribieron para rendir los exámenes extraordinarios. El exceso de facilidades –dijo un profesor de la casa- es la principal causa del bajo rendimiento de los chicos, que estudian poco o nada.

En el Bachillerato N° 4 “Armada Argentina” de La Mendieta, las cifras son menos desoladoras. Solamente 70 alumnos se anotaron en las mesas de la Resolución 580 de un total de 300 jóvenes que cursan estudios en la institución.

Sin embargo, la promoción en esta escuela estaba en el orden de aproximadamente el 70 por ciento antes del 2009, en que descendió al 50 por ciento. “El año pasado fue muy malo por la epidemia de Gripe A, el ausentismo de los docentes y de los alumnos”, explicó una de sus autoridades. El poco acompañamiento de los tutores es otro de los factores pero no el único. “Hay responsabilidades compartidas y la escuela tiene que hacer una autocrítica desde las puertas hacia adentro”, opinó un profesor que no está de acuerdo en transferir toda la culpa a  los padres y los estudiantes.

En la Escuela Normal “Juan Ignacio de Gorriti” de la capital jujeña, aproximadamente 250 de los 1200 estudiantes del establecimiento se inscribieron para rendir la semana pasada. Pero ese número no es el único que preocupa, ya que solamente el 25 por ciento de los inscriptos se presentó a rendir. La razón de estas cifras es simplemente que los chicos no estudian, explicó a El Libertario una profesora del centenario establecimiento.  “Quedó demostrado que mientras más posibilidades se le dan a los alumnos, mayor es la especulación; estamos formando especuladores”, resaltó.

La suspensión de clases durante una semana para el dictado de las mesas especiales “perjudicó a los que estudian; ese es el mensaje que le estamos dando a los chicos: que no se preocupen por estudiar durante el año porque después se le darán todas las facilidades para rendir”, protestó.

En la Normal, hay alumnos que se llevaron 9 materias y en general lo que se ve es que hay poco estudio y bajo acompañamiento de los padres, sostuvo la docente. Los tutores no controlan a los estudiantes, no concurren a la escuela y cuando lo hacen, poco o nada se puede revertir porque ya terminó el ciclo lectivo, agregó. Lo principal que falla –remarcó- son los padres.

Esa no es la misma visión de la directora Elvira Díaz de la Escuela Provincial de Comercio N°2 de Palpalá, donde de un total de 1900 alumnos, unos 300 se inscribieron para las mesas extraordinarias de la semana pasada.

“Les ha ido bastante bien, muchos pasaron de curso”, reveló para explicar que si no hubiera existido esta nueva oportunidad, la mayoría habría tenido que repetir.

Los chicos carecen de acompañamiento de sus padres en la mayoría de los casos.

Los chicos carecen de acompañamiento de sus padres en la mayoría de los casos.

“Desde hace diez años, se viene dando la baja del rendimiento de los chicos”, observó Díaz, quien opinó que la causa del problema reconoce numerosas aristas: la escuela, la familia y las expectativas que ofrece la sociedad a los jóvenes.

Además, el acompañamiento de los padres es mucho menor que en otros tiempos: “en estos días nos tenían enloquecidos por los exámenes, pero si esa fuera la preocupación de todo el año, no hubiéramos tenido necesidad de poner estas mesas. Es como que la familia se desentendió con el correr de los años en ese compromiso con sus hijos y lo depositó en la escuela”, dijo la profesora Díaz.

También estimó que no hay dedicación al estudio y un exceso en la flexibilización de las obligaciones de los chicos. “Todo esto tiene que ver con políticas de los últimos años desde Nación, donde se tendió a flexibilizar mucho pero está demostrado que cuanto más facilidades tienen los alumnos, más se relajan”, aseguró.

One Response to En Jujuy, exámenes especiales
morigerarán los indicadores de
repitencia en la escuela media

  1. ingrese a la e.e.t 1 ezcolatico zegada