APUAP cuestionó
la competencia de la
Dirección de Trabajo

Conferencia de prensa en la sede de APUAP.

Conferencia de prensa en la sede de APUAP.

Jujuy – La conducción de la Asociación de Profesionales Universitarios de la Administración Pública (APUAP) y Colegio Médico de Jujuy, cuestionó la competencia de la Dirección Provincial de Trabajo para dictar una conciliación obligatoria y sostuvo que son tres los motivos fundamentales por los cuales no concurrieron a la audiencia de conciliación obligatoria convocada por la Dirección Provincial de Trabajo.

Víctor Aramayo, secretario general de APUAP, sostuvo que “en primer lugar, está en cuestión la competencia de este organismo, la Dirección Provincial del Trabajo, para dictar una conciliación obligatoria, dado que es una dependencia del Estado provincial, del Gobierno, y por lo tanto, se constituiría en juez y parte”.

“En segundo lugar -remarcó el dirigente- los plazos que fija este instrumento de conciliación, no permiten materialmente que nosotros podamos hacer, debidamente, las consultas a nuestros cuerpos orgánicos, especialmente al cuerpo de delegados y a la asamblea provincial de profesionales”.

Como tercer punto, Aramayo argumentó que “como la conciliación intima al levantamiento de medidas, las medidas de acción directa, que dispone realizar el gremio, son tomadas en asamblea provincial de profesionales, que en forma soberana y democrática decide los pasos que van a dar los profesionales cuando se presenta en litigio con el gobierno provincial, de tal suerte que el levantamiento de las medidas, que han sido decretada por una asamblea democrática y soberana, debe ser hechas también por una asamblea democrática y soberana. Y ésta asamblea está convocada para el día martes a las diez y treinta en el ateneo del hospital Pablo Soria”, precisó.

“Estas son las tres razones fundamentales por las cuales nosotros no hemos concurrido y así se lo hemos hecho saber al señor director provincial del Trabajo y al propio ministro de Gobierno”, agregó el gremialista.

Aramayo dijo que se comunicaron con el director de Trabajo de la provincia, Gastón Galíndez, para expresarle que “si el Gobierno quiere llegar a una conciliación, deberá generar un clima propicio, porque venimos siendo objeto de medidas que pretenden coartar nuestro derecho de huelga -a lo que agregó- son medidas de represalia por las medidas de fuerza en marzo”.

“No nos pueden llamar a conciliación porque recibimos muchos palos en la cabeza”, afirmó el dirigente sindical, quien además puso de relieve que se les descontaron los días de huelga, a pesar de la presentación de una medida de no innovar que no está resuelta en la Justicia y los excluyeron del habitual cronograma de pago de los salarios.

Explicó también que en la conciliación dictada se ordena al gremio levantar las medidas de fuerza y al Estado provincial abstenerse de tomar medidas de acción directa a partir del dictado de la misma. En este sentido, Aramayo sostuvo que en el instrumento debería haberse ordenado al Gobierno provincial retrotraer su actitud al momento anterior, para evitar el conflicto y no ahora que se han efectivizado las sanciones aplicadas por las medidas de fuerzas realizadas.

Consultado sobre la continuidad de las medidas de fuerza el dirigente del Colegio Médico, Ricardo Cuevas, señaló que “nosotros individualmente no podemos tomar ninguna decisión a excepción de la que tome la asamblea el día martes”.

Cuevas remarcó que “estamos siempre abiertos al diálogo. Estamos esperando cualquier comunicación y esperando la asamblea del día martes a la mañana para decidir. Por lo tanto -enfatizó- las medidas siguen, 72 horas de paro en Capital, porque el lunes en feriado en Capital y en el interior, las 72 horas de paro, más el lunes 19”.

En relación con la áspera relación existente entre el Gobierno y el sector gremial, Cuevas aseguró que “siempre que nosotros tenemos una reunión con el diputado Rivarola, él, hace comentarios que a nosotros nos impactan. Pero él nos dijo directamente, que a él le importaba mucho más el Frente de Gremios Estatales que nosotros. Entonces que si nosotros queríamos parar, que paremos, total, nos descontaba los días. Esas fueron palabras textuales del diputado Rivarola”, sostuvo el profesional.

Durante la conferencia de prensa desarrollada en el sede de APUAP, Aramayo sostuvo que “no puede argumentarse que este es un problema económico financiero. Se lo hemos dicho a los funcionarios con los cuales hemos mantenido reuniones. Este es un problema político, de decisión política, de querer desandar ese camino de achatamiento de nuestro sector. Este es un problema  político que se resuelve si realmente se quiere valorizar la responsabilidad y el trabajo de los profesionales en el funcionamiento del aparato administrativo del Estado”.

One Response to APUAP cuestionó
la competencia de la
Dirección de Trabajo

  1. heriberto

    Sigue el CARNAVAL DE PAROS en Jujuy por lo que TE PAGAN POR NO TRABAJAR los profesionales saben de primera mano como es la gravedad de la situación económica y social y les cabe también una cuota de responsabilidad sobre los destinos de este pueblo porque ocupan y dirigen sectores sensibles como el jurídico administrativo y contable fuera del sector salud y educación no puede negarse que también hacen silencio y la vista gorda cuando hay irregularidades aclarando que siempre hay excepciones, son los grupos corporativos enquistados en el ESTADO quienes se llevan la parte mayor de la torta