Audiencia clave en el
juicio por el homicidio
de Juan Carlos Zambrano

El abogado Fernando Bóveda habla con familiares de Juan Carlos Zambrano durante una de las audiencias del juicio oral y público.

El abogado Fernando Bóveda habla con familiares de Juan Carlos Zambrano durante una de las audiencias del juicio oral y público.

El tribunal de la Sala II de la Cámara en lo Penal daría por concluida mañana la etapa de testimoniales y la semana que viene se escucharían los alegatos.

El juicio por el caso Juan Carlos Zambrano va acercándose a su culminación. Mañana, con la declaración de una policía que recibió llamadas telefónicas la madrugada del crimen y de una psicóloga a la que se le encargó un estudio sobre el perfil del imputado Roque Fernando Chauque, se cerraría la etapa de testimoniales. De ser así, la semana próxima se darían a conocer los alegatos de la fiscal Liliana Fernández de Montiel y de los querellantes Fernando Bóveda (por la familia de la víctima) y Vicente Apaza (por Radio Visión Jujuy) y del defensor del acusado, Jorge Vázquez.

Luego de esa instancia, el tribunal –que integran los jueces Alfredo Frías, Antonio Llermanos y Luis Kamada- se reunirá para deliberar, previo preguntar al imputado si tiene algo para agregar.

El tribunal tiene pendiente de resolución un pedido de reconstrucción del hecho, requerido por el doctor Bóveda, quien al igual que Vázquez sostienen que el relato de la supuestamente única testigo, Luciana Fernández,  presenta numerosas contradicciones y mostraría –según afirmó el querellante de la familia Zambrano- que la mujer es coautora penalmente responsable del asesinato.

Por otro lado, fuentes judiciales revelaron que el presidiario Hugo Tijera, quien según Chauque le confesó que Luciana Fernández tramaba asesinar a Zambrano en 2006, se negó a declarar ante el juez de instrucción Javier Aróstegui. El defensor Vázquez había solicitado, con el apoyo de los querellantes, que se haga comparecer a Tijera en forma inmediata pero el tribunal no hizo lugar y sólo accedió a que un juez de instrucción hiciera el trámite en la cárcel. En la última audiencia, Luciana Fernández reconoció la relación con Tijera, aunque dijo que no fue un noviazgo sino que “salían”.

“Tijera no quiso declarar y la fiscal desestimó la denuncia”, indicaron las fuentes.