A comienzos de abril tendrá
lugar la repatriación simbólica
de los restos del Marqués de Yavi

Casa del Marqués en Yavi, Jujuy.

Casa del Marqués en Yavi, Jujuy.

Mártir de la Guerra de la Independencia, Juan José Fernández Campero había muerto en 1820 en Jamaica, tras sufrir torturas y la cárcel por haber abrazado la causa de la Emancipación.

Durante una ceremonia con honores militares realizada en un patio de la Imprenta Nacional de Jamaica, se llevó a cabo la exhumación simbólica de los restos del coronel mayor graduado del Ejército de las Provincias Unidas del Río de la Plata, Juan José Feliciano Fernández Campero, Marqués de Yavi.

La ceremonia se realizó el 11 de marzo con la presencia del embajador argentino en Jamaica, Mario José Pino; el cónsul general en Kingston, Ramón Covera; el representante del Ministry of Foreign Affairs and Foreign Trade de Jamaica; embajadores y representantes de Chile, Colombia, México y Venezuela; representantes de la comunidad argentina y del Jamaica Defence Force, entre otras autoridades.

Un terremoto ocurrido en 1907 destruyó la Iglesia y el cementerio de la Santísima Trinidad, donde estaban sepultados los restos del marqués patriota desde su muerte, en 1820. En la actualidad, ese predio está ocupado por un patio de la Imprenta Nacional de Jamaica.

El acto comenzó con la entonación de los himnos nacionales de Jamaica y de la República Argentina. Luego, cada uno de los presentes, incluidos todos los representantes diplomáticos y de las fuerzas armadas de Jamaica, extrajo un poco de la tierra del sepulcro que se fue depositando en el interior de un urna.

Seguidamente, el sacerdote católico Gerard Mc Laughlin, archivista del Arzobispado de Kingston, bendijo la urna, la que envuelta en la bandera nacional fue entregada por el doctor Rodolfo Martín Campero –descendiente del marqués- al embajador Mario José Pino a los efectos de su repatrío a la República Argentina.

Una trompeta de la Jamaica Military Band tocó a silencio y se escucharon palabras del embajador Pino y de Campero.

Juan José Fernández Campero está en las filas realistas al comienzo de la Guerra por la Independencia, pero en la batalla de Salta toma una determinación que marcó su vida y su muerte: se vuelca a la causa patriota y retira del campo el ala izquierda del ejército español, facilitando el triunfo del general Manuel Belgrano. A partir de ese momento, pondrá toda su cuantiosa fortuna y desvelos al servicio de la lucha libertaria a través de numerosas acciones hasta caer prisionero de los realistas en 1816. Luego de cuatro años de cárcel y tormentos, muere en Jamaica cuando era conducido a España para ser juzgado por “infidelidad al rey”.

En una ceremonia que se llevará a cabo en el pueblo de Yavi durante los primeros días de abril, se completará la repatriación simbólica de los restos del coronel mayor graduado del Ejército de las Provincias Unidas del Río de la Plata y congresal de Tucumán.