Concejal de El Carmen
podría quedar arrestado
por cuestión de privilegio

Diputado Jorge Rizzotti, UCR.

Diputado Jorge Rizzotti, UCR.

Es el presidente del Concejo Deliberante que ayer les negó la entrada al vicepresidente segundo de la Legislatura, Jorge Rizzotti, y otros diputados radicales.

La Cámara de Diputados aprobó ayer el ingreso y pase a la Comisión de Asuntos Institucionales de una cuestión de privilegio en contra del presidente del Concejo Deliberante de El Carmen, Ciro Gutiérrez, quien –según se denunció- dio orden a la Policía para que impida el acceso al edificio de un grupo de diputados radicales.

El proyecto, presentado por la bancada de la UCR, propicia aplicar a Gutiérrez un arresto de diez días, a cumplirse en dependencias de la Legislatura.

En los fundamentos, se alude a los hechos ocurridos ayer a la mañana en el concejo de El Carmen, “donde de una manera autoritaria y antidemocrática propiciada por el presidente del Concejo, concejal Ciro Gutiérrez, con el auxilio de la fuerza pública, impidió el acceso a las oficinas del bloque de la Unión Cívica Radical”. Se señala asimismo que participó en el episodio el comisario Luis Chambilla, a cargo del operativo.

Hubo una clara y evidente acción de Ciro con el propósito de “impedir y obstaculizar” la función de los diputados, dice el proyecto.

La Legislatura resolvió asimismo citar el martes próximo a Gutiérrez a una audiencia con la Comisión de Asuntos Institucionales, que luego resolverá si hace lugar o no a la cuestión de privilegio.

Ayer, se produjeron incidentes en el parlamento carmense, cuando partidarios del oficialismo arrojaron huevazos al concejal opositor Daniel Valencia del Frente Primero Jujuy. A raíz del desorden, la sesión fue levantada.

En un procedimiento con serias irregularidades, tres concejales que responden a la intendenta Celia Monaldi “despidieron” a Víctor Hugo González (UCR) y Adrián Mendieta (Segundo Centenario) quienes se oponían a dar quórum en sesiones especiales convocadas por el presidente Ciro Gutiérrez. Sin embargo, los “despedidos” desconocen la medida y recurrieron al Superior Tribunal de Justicia, mientras el oficialismo intentaba, sin éxito, hacer asumir a los suplentes de González y Mendieta.