Propician declarar de interés
nacional la investigación y
producción de medicamentos

Diputado nacional Mario Martiarena (FPJ).

Diputado nacional Mario Martiarena (FPJ).

Es un proyecto presentado en la Cámara de Diputados de la Nación por el legislador jujeño Mario Martiarena del Frente Primero Jujuy con el acompañamiento de Carlos Daniel Snopek, Sylvestre Begnis, presidente de la Comisión de Salud y parlamentarios de varios bloques.

La iniciativa comienza por declarar de interés nacional la investigación, producción y distribución pública de medicamentos, vacunas y productos médicos, con el objeto de asegurar la accesibilidad de medicamentos, vacunas y productos médicos a través de Laboratorios de Producción Pública, mediante valores ajustados a su estructura de costos.

Considera como “Laboratorios de Producción Pública” aquellos laboratorios del Estado nacional, provincial, municipal y de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires, de las Fuerzas Armadas y de las instituciones universitarias estatales.

Además crea en el ámbito del Ministerio de Salud, el Programa Nacional de Investigación, Producción y Distribución Pública de Medicamentos, Vacunas y Productos Médicos, que deberá relevar las necesidades de medicamentos y establecer un Registro de los Laboratorios de Producción Pública, que debe contener como datos mínimos la situación real de funcionamiento, las capacidades instaladas y sus condiciones registrales.
Incorporar la investigación, producción y desarrollo de drogas vegetales, preparados de drogas vegetales y medicamentos fitoterápicos y definir líneas estratégicas de producción, son otras de las misiones que se le dan al programa.
El proyecto propone que el Ministerio de Salud celebre los acuerdos necesarios con las instituciones universitarias estatales que cuenten con Laboratorios de Producción Pública, para coordinar su actividad con los fines perseguidos por la ley.

En los fundamentos, el diputado Martiarena destaca la necesidad de contar con una norma legal que ordene una estrategia coordinada entre todas las jurisdicciones, para lograr una eficiente industria pública de medicamentos, vacunas y productos médicos, cumpliendo en el sector público con los mismos estándares de  producción y control de calidad que el sector privado.

Citando varias investigaciones, el legislador revela que el rubro medicamentos insume más del 30% del gasto total de salud en nuestro país, que alcanza los 64.663 millones de pesos en el año 2008, de los cuales  44000 millones los paga la seguridad social. Por otro lado, los laboratorios públicos podrían disminuir sensiblemente la suma destinada a medicamentos ya que pueden producir al menos en una primera etapa la totalidad de la demanda hospitalaria de la atención médica primaria, que constituye el 80 % del medicamento requerido.

“Tales son los datos que deben ser especialmente tenidos en cuenta al momento de evaluar la partida presupuestaria que se destine a la iniciativa aquí presentada. Dicha partida será una inversión que reducirá los gastos girados al sector privado como proveedor del Estado”, expresa.

Remarca que a los beneficios directos para el erario público, hay que sumar “los aportes que los laboratorios estatales pueden hacer como unidades de formación y capacitación de recursos humanos, como centros de investigación y desarrollo de ideas y tecnologías. Una actuación vinculada entre laboratorios públicos, el recientemente creado Ministerio de Ciencia y Tecnología, el INTI, las Universidades, entre otras dependencias e instituciones, abre un panorama de perspectivas enormemente prometedoras para el progreso científico de nuestro país”.