Los olivos volverían
a echar raíces en la
provincia de Jujuy

Olivo, un cultivo que podría volver a establecerse en la provincia.

Olivo, un cultivo que podría volver a establecerse en la provincia.

Jujuy – La Dirección de Desarrollo Agrícola y Forestal realizará mañana martes la Segunda Jornada de Nogalicultura y la Primera Jornada de Olivicultura, con la presencia de referentes nacionales destacados. La entidad dependiente del Ministerio de Producción gestiona la creación de un “banco genético” de especies. El cultivo del olivo tiene antecedentes en Jujuy que datan de épocas anteriores al cultivo del tabaco, actividad que los jujeños se vieron obligados a realizar por disposición del gobierno central de la época.

El simposio tendrá lugar en el quincho de la Cooperativa de Tabacaleros de ciudad Perico desde horas 16, con la disertación de los ingenieros Juan José Cólica y Antonio Prataviera. Ambos son especialistas del Centro Regional INTA Catamarca-La Rioja, provincias destacadas a escala nacional e internacional en estos rubros.

Algunos de los temas a tratar serán la situación nogalera en Argentina, el manejo de cultivos, los avances derivados de la introducción y el comportamiento de nuevas variedades. Además, se analizarán las posibilidades centradas en el olivo, teniendo en cuenta que en un par de años Argentina se convertiría en la segunda exportadora mundial de aceituna para mesa.

Con el respaldo del ministro Hugo Tobchi y el director del área, Jorge Wallberg, los técnicos organizadores Carlos Tolaba y María Paula Busignani precisaron la existencia de numerosas tratativas oficiales para que trabajadores rurales de Jujuy puedan contar con estas alternativas productivas. Entre ellas, figura la posible generación de convenios entre la Dirección de Desarrollo Agrícola y el INTA catamarqueño y riojano para generar un “Banco Genético”.

“Esto permitiría la obtención de plantas yemeras proveedoras a productores jujeños, y la generación de ensayos de distintas variedades en toda la provincia”, dijo el ingeniero Tolaba. Asimismo, consideró que este banco solucionaría los problemas de muchos productores que viajan hasta Catamarca a comprar yemas, ya que no existe certificación que les asegure si reciben las variedades solicitadas.

“Las primeras experiencias con el nogal comenzaron hace unos años en la Estación Experimental de Hornillos (cercana a Maimará), paró un tiempo y se retomó con más fuerza ahora, en forma mancomunada con el INTA. Es ideal para zonas no aptas para otros cultivos por la fisiografía del terreno, como yungas y serranías, donde se podrían utilizar “los pies nativos” (nogales tradicionales de la provincia). Por ejemplo, con las variedades californianas se comprobó una compatibilidad interesante”, explicó el técnico ministerial.

En este contexto, apostó a la formación de viveros, que permitirían posteriormente una mayor distribución de plantas seleccionadas por superficie.

Por su parte, la ingeniera Busignani recordó que existen antecedentes del olivo en Jujuy que datan de antes del cultivo del tabaco. “Esta producción se dejó de lado por la declaración del olivo como cultivo protegido para las zonas de La Rioja, Catamarca y San Juan. Pero hoy tenemos la oportunidad de elaborar ensayos con nuevas variedades”, acotó.

Los técnicos habilitaron para consultas e inscripciones las oficinas de Avenida Almirante Brown 792 de ciudad capital, de lunes a viernes de 7 a 13 horas; teléfono (0388) 4258447; e-mail desagrop@imagine.com.ar.