Al maestro Camacho, con cariño

Maestro Mario Camacho.

Maestro Mario Camacho.

La Secretaría de Desarrollo Humano de la Municipalidad de San Salvador de Jujuy a través de la Dirección de Cultura le realizará un homenaje el próximo jueves en la Vieja Estación.

A través de casi cincuenta años dedicado a la música, el maestro Mario Camacho supo ganarse el respeto y la admiración de todos los jujeños que lo bautizaron como el “Saxo de oro” en reconocimiento a una prolífica labor en las bandas de música de la Policía de la provincia, y del Ejército y de su labor individual animando fiestas y espectáculos.

La Dirección de Cultura Municipal dependiente de la Secretaría de Desarrollo Humano, y en el marco de los objetivos planteados en el programa de Fortalecimiento de las Tradiciones y Festejos Populares (Fo. Tra. Fe.P), le rendirá homenaje al músico el próximo jueves 15 en el Complejo Cultural “Vieja Estación”, a partir de horas 20. Estarán presentes entre otros grandes conjuntos de nuestro medio, la Banda de Música de la localidad de La Mendieta, Luna de Plata, el Mariachi Guadalupe, Norma de América, Sergio Morales, la Gran Sonora y una banda especial dirigida por el propio homenajeado.

“Mario Camacho es un artista con una intensa trayectoria, uno como tantos otros grandes valores que dedicaron gran parte de su existencia a cultivar la música con la calidez y el profesionalismo de quienes encarnan el sentir más puro de cada melodía. Él marcó un estilo característico, razón por la cual se lo considera como una “leyenda del saxo de oro”, que lo identifica y se posesiona en los más altos escalones de un artista consagrado” destacó el titular de la Dirección Cultura Municipal, profesor Alejandro Aldana haciendo referencia al reconocimiento.

El espectáculo forma parta de un show que se desarrollará en un living montado sobre escenario donde el homenajeado compartirá una charla informal entre amigos y el conductor del espectáculo poniendo en el tapete recuerdos y anécdotas, vivencias desde los albores de su carrera artística, hasta su presente artístico compartiendo con amigos, familiares, periodistas de nuestro medio,  como así también de grupos musicales.

Mario Camacho es un músico de vocación y por excelencia. Nacido un 10 de junio del año 1929, en Oruro (Bolivia), hijo de don Juan José Camacho y de doña Cresencia Barriga, realizó sus primeros estudios de música en una escuela de Camiri, poblado que pertenece a la provincia de Santa Cruz de la Sierra. La razón de haberse alejado tanto de su tierra natal, fue por el fallecimiento de su madre y la participación de su padre en la Guerra con el Paraguay, por lo que él y su único hermano menor, con solo 6 y 4 años respectivamente, quedarían bajo el cuidado y responsabilidad exclusiva de su padre.

Comenzó  estudiando requinto (clarinete mi bemol), bajo la dirección de un gran maestro, reconocido por ese entonces como Rigoberto Saenz, luego realizó su primer viaje como músico a La Paz, Bolivia, donde ingresó a la Escuela de Música del Ejército, hasta que se consolidó como profesional en la materia.

A los 17 años, conforma su primera orquesta conocida como “Los Cardenales de España”, a la vez que se desempeña como músico en los regimientos “Abaroa” y “Sucre”, y también lo hace en el Regimiento “Calama de Carabineros”.

A la Argentina llega a través de don Ambrosio Venecia, vinculado popularmente en el ambiente musical como “Gallito”, a quien conoce en un festival realizado en el “Fantasio”, un hotel ubicado en la ciudad fronteriza de Villazón.

Vivió en La Quiaca desde el año 1952 hasta el ’55, y luego se traslada a la capital jujeña y es presentado por Gallito Venencia al director de la Banda de Música de la Provincia, Nicolás Emilio Rico, quien le toma una prueba de saxo y luego lo convoca a formar parte de la banda.

Amante del buen jazz, la música tropical, el tango y el folklore de nuestro norte, acompañó y compartió escenarios con músicos de la talla de Humberto Cisneros, Ricardo Vilca, Efraín Cordero, Miguel Llave, “Cucaracha” Saluzzi y tantos otros.

Trabajó incansablemente por los derechos de los músicos de Jujuy, hasta llegar a conformar con otros colegas lo que hoy conocemos como Músicos Unidos “Santa Cecilia”. Se desempeñó también como miembro del Sindicato Argentino de Músicos y recibió innumerables reconocimientos, entre los que se destacan el de la Academia de Artes y Letras, Club amigos del Tango, Dirección Provincial de Cultura, Instituto Argentino de Opinión Pública y Colegio Médico de Jujuy.