Presupuesto: el bloque
de la UCR presento un
dictamen en minoría

Miguel Angel Giubergia.

Miguel Angel Giubergia.

Jujuy – El Bloque de Diputados Nacionales de la UCR presentó ayer un dictamen en minoría rechazando el Proyecto de Ley de Presupuesto General de la administración Nacional para el ejercicio fiscal correspondiente al año 2010.

En su artículo primero, el dictamen establece “devuélvase al Poder Ejecutivo Nacional el Proyecto de Ley del Presupuesto de Gastos y Recursos de la Administración Nacional Expte. 12-JGM-09, a fin de proceder a su recálculo sobre bases objetivas y reales, ya que en el mismo ni el superávit fiscal, ni la pauta de crecimiento, ni el cálculo de la inflación guardan relación con la realidad, y por no respetar lo establecido en la Constitución Nacional respecto a la división de poderes”.

El vicepresidente de la Comisión de Presupuesto y Hacienda, Miguel Ángel Giubergia, explicó la decisión del radicalismo argumentando “luego de efectuado el análisis del proyecto de ley y sus fundamentos, el Bloque de la Unión Cívica Radical ha resuelto por unanimidad oponerse a la sanción del mismo, en virtud de que no se encuadra en la realidad económica, social y política de nuestro país”.

“La iniciativa del Poder Ejecutivo violenta lo establecido por nuestra Constitución Nacional y además otorga facultades institucionales a funcionarios administrativos que ejecutan actos que son propios del Poder Legislativo y asimismo dichos actos carecen de control” sostuvo el diputado jujeño.

“En el proyecto de presupuesto del año 2010, se reserva al Congreso solamente las decisiones que afecten el monto total del presupuesto o del endeudamiento, mientras que los cambios que impliquen incrementar los gastos corrientes en detrimento de los gastos de capital o de las aplicaciones financieras, o modificar la distribución entre finalidades podrán ser realizados por el jefe de Gabinete de Ministros” dijo Giubergia y sentenció “esta transferencia de facultades que efectúa el Poder Legislativo y que se ejecutan a través de los superpoderes, subvierte la división de poderes que constituye la base de la República y por ende va destruyendo el sistema democrático de gobierno”.

“El apuro inexplicable que caracteriza al oficialismo para aprobar leyes, la urgencia se ha transformado en un justificativo que creen legítimo por ser numéricamente mas, pero es menester decir que ese concepto es absolutamente antidemocrático y en éste caso la llamada “ley de leyes”, vuelve nuevamente a ser tratada con urgencia de un modo prepotente y mezquino” enfatizó Giubergia y agregó “priva a nuestros representados del respeto a sus derechos a conocer como se distribuirán los fondos del Estado, en que se invertirán, y si esas inversiones mejorarán su calidad de vida, no ha ocurrido eso, todo lo contrario, nuevamente el oficialismo ha llevado adelante el atropello a los derechos de todos los ciudadanos en general y en especial a los más necesitados”.