Arzubialde y un partido bisagra

Héctor Arzubialde.

Héctor Arzubialde.

La continuidad de Héctor Arzubialde dependería del resultado ante la Comisión de Actividades Infantiles. Sucede que la dura derrota en manos de San Martín de San Juan por tres a cero -goles de Cuevas (2) y Torresi- dejaron al equipo jujeño sumergido en una crisis futbolística.

Apenas terminó el partido en tierras cuyanas, por la octava fecha de la B Nacional, el técnico reconoció que no hubo respuestas anímicas y que se vienen cambios en el equipo. “Vamos a hacer un replanteo profundo”, dijo.

Arzubialde es consciente que debe torcer el rumbo cuanto antes. Los números están al rojo vivo y los hinchas ya no ocultan su malestar.

Si bien la dirigencia se caracteriza por bancar procesos, la mala experiencia vivida con el anterior DT, Omar Labruna, tal vez marque un punto de inflexión ahora. Se aguantó demasiado y el descenso fue la consecuencia.

Los problemas futbolísticos son varios y las soluciones no están a la vista. Es que existe poco recambio, algo que todos saben. Entonces, cuando se lesiona alguno de los titulares vienen los dolores del cabeza para DT. Eso sí, tampoco puede utilizarse como argumento válido para justificar este preocupante presente.

El lunes, aprovechando el feriado nacional e imposibilitado de jugar el sábado debido a la presentación de Argentina con Perú, Gimnasia enfrentará a la CAI. Ahora más que nunca el objetivo es conseguir un triunfo para respirar un poco más aliviado y al mismo tiempo evitar que otro argentino se quede sin trabajo.