La pelea de Cristina con el
Grupo Clarín revuelve la
interna del PJ de Jujuy

Eduardo Fellner, sonriente, en su viaje a Portugal tiempo atrás.

Eduardo Fellner, sonriente, en su viaje a Portugal, tiempo atrás.

Aunque la sanción de la ley de medios audiovisuales no es un tema que le quite el sueño a los diputados del bloque Justicialista, en la sesión de hoy de la Legislatura algunos de ellos estuvieron con un ojo en el orden del día y con otro en los aparatos de televisión, pendientes de los movimientos del senador Guillermo Jenefes, motivo de intensas amarguras para Eduardo Fellner.

Mientras transcurría la tediosa sesión ordinaria de esta tarde, llegó al recinto la noticia que el senador del Frente para la Victoria, Guillermo Jenefes, había –por fin- firmado el despacho del proyecto de ley de servicios de comunicación audiovisual en la forma que exigía la Casa Rosada.

“Jenefes no es Cobos” se escuchó decir con sorna en las últimas butacas de la sala. Otras reacciones en privado de los legisladores del PJ confirmaron la suposición que la enredada cuestión de la conducta de Jenefes, primero oponiéndose a las órdenes de la presidenta Cristina Fernández de Kirchner y luego allanándose, ha originado remezones en el precario equilibrio de fuerzas dentro del Justicialismo vernáculo.

Distintas fuentes confirmaron a El Libertario que todo este asunto tiene agotado y malhumorado al presidente de la Cámara de Diputados de la Nación y jefe del PJ jujeño, Eduardo Fellner, quien en las últimas semanas viene soportando las presiones y pase de facturas de los más altos mandos K.

“Cristina ya lo c…a p… varias veces por culpa de Jenefes. Todo el tiempo lo estuvieron obligando a presionar al senador para que haga las cosas como quiere el matrimonio”, explicó una fuente del fellnerismo que rogó anonimato.

El momento de debilidad de Fellner, para colmos, está siendo aprovechado por los adversarios que acarician la idea de quedarse con la gobernación en el 2011 o antes, agregó la fuente, mirando hacia la presidencia de la Legislatura.

El caso del senador rebelde que luego dejó de serlo incluso podría tener consecuencias en la Mesa Chica del PJ que integran Fellner, el gobernador Walter Basilio Barrionuevo, el vicegobernador Pedro Segura, el diputado Rubén Rivarola y Guillermo Jenefes. Ahí se sellaron acuerdos de mucha relevancia en la elección del 28 de junio y en el reparto del poder por los “cinco grandes del buen humor”.  Después de esta pelea entre Cristina y el grupo Clarín, ¿los humores serán los mismos?.