Rechazó la Legislatura de Jujuy
acordadas sobre habilitaciones
y subrogancias en la Justicia

Después de un paréntesis de tres meses, impuesto por las elecciones, volvió a sesionar la Legislatura de Jujuy.

Después de un paréntesis de tres meses, impuesto por las elecciones, volvió a sesionar la Legislatura de Jujuy.

Fue este jueves en la primera sesión después de las elecciones y tras un receso de tres meses.  Los diputados le pidieron al Poder Judicial que haga las designaciones siguiendo el procedimiento constitucional.

El debate comenzó cuando el diputado radical Mario Pizarro (UCR), aludiendo a los términos de la Acordada 88 del Superior Tribunal, remarcó que “no hay ningún tipo de obstáculo para que funcionen los mecanismos constitucionales de designación de jueces”.

El legislador sostuvo que hay una gran cantidad de cargos que no se cubren en la justicia jujeña donde esta práctica –dijo- “es un uso y una costumbre” y destacó que la Corte Suprema de la Nación ha establecido que las subrogancias “tienen que ser un remedio excepcional”.

Tras una no corta polémica sobre la redacción del texto y si debía tratarse en ese momento o con una reserva en cuestiones posteriores al orden del día, el cuerpo se apartó del reglamento y aprobó sobre tablas con el voto del bloque oficialista y de la UCR el proyecto de resolución expresando el desacuerdo de la Legislatura con el procedimiento previsto en las acordadas 88 y 89 para la habilitación de jueces. La resolución también solicita que de inmediato las vacantes sean cubiertas de acuerdo al procedimiento constitucional.

Desde el bloque del Frente Primero Jujuy (FPJ), el legislador Riad Quintar se pronunció partidario de producir un “advertencia en serio” al Poder Judicial, al afirmar que el problema de las vacantes sin cubrir es de larga data y la calidad de la justicia “es mala”.

“Debemos llamarle la atención a la Justicia que cumpla con su obligación constitucional”, sostuvo para reconocer que la Legislatura “ha sido blanda” en su función de controlar a ese otro poder. “No quisiera creer que el Poder Judicial mandó las ternas y que están durmiendo la siesta santiagueña en la Casa de Gobierno”, dijo con ironía.

Una moción del FPJ para realizar un cuarto intermedio y mejorar la redacción del texto no prosperó, por lo que los legisladores de esta bancada no apoyaron la sanción de la resolución.

El tratamiento de las habilitaciones y subrogancias en la Justicia culminó con un enojo entre el presidente del bloque Justicialista, Rubén Rivarola, y el titular del cuerpo, Pedro Segura, quienes al plantearse una moción se levantaron el tono mutuamente ante el asombro de toda la concurrencia.