Inspector municipal herido
con arma blanca por una
vendedora en la vía pública

Jujuy – Un inspector de Seguridad Alimentaria Municipal resultó herido en una mano por una vendedora de comidas, en la intersección de la avenida Senador Pérez, Avenida Mitre y Salta, en el transcurso de un operativo de decomiso de dos puestos de ventas en la vía pública, por transgredir las ordenanzas en vigencia. El operativo se concretó el martes en el marco del plan de reubicación y recuperación de la estética de la ciudad.

El director de Seguridad Alimentaria, Diego Rotela, dependiente de la Secretaria de Planificación y Desarrollo, informó que en la noche del pasado martes “en el acceso al puente Senador Pérez, personal de Seguridad Alimentaria se hizo presente para remover dos puestos de venta de comidas instalados en plena vía pública, y fue desagradable la sorpresa que se llevó uno de los inspectores (identificado como Luciano Benítez), que en medio del decomiso sufrió una herida en una mano, producto de una punzación”.

Indicó Rotela que el operativo, en primer lugar, fue dispuesto “por la ocupación indebida del espacio público, aparte no respetaban la prohibición de elaborar productos alimenticios para la venta en la vía pública y fueron reiteradas las veces que se actuó notificando en la zona”.

“La gente -prosiguió- tiene que comprender que el inspector o agente municipal está para hacer cumplir la ordenanza, que es su trabajo y lo tiene que llevar a cabo”, añadió el funcionario.

Consideró también que “hay que castigar seriamente o no permitir que se ponga en peligro la salud e integridad física de los agentes municipales”, advirtiendo que “en este caso fue la mano, podría haber sido más grave y mucho más aún si reaccionaba mal el agente  comunal”, comentando que “el hecho se produjo, inclusive, en presencia de personal policial que estaba presente para respaldar el procedimiento de los agentes municipales”.

Informó además que “actualmente esta persona está detenida, estamos viendo con la procuradora municipal llevar adelante las actuaciones judiciales correspondientes y que esta persona tenga el castigo que le corresponde. A parte de todo lo grave de la lesión del compañero municipal, es que habían dos menores que estaban con la inculpada y, al momento de ser detenida y trasladada a la Comisaría 1ª, ordenó a los gritos a sus acompañantes que arrojen el aceite hirviendo al personal municipal que se acercara al puesto”.

“La gente tiene que entender que las normas están para cumplirse y el personal municipal está para hacer cumplir las normas”, acotó.

Por último Rotela enfatizó que por orden del intendente Raúl Jorge, “no se están extendiendo permisos, estamos trabajando en la reubicación de vendedores ambulantes en distintos rubros, como el realizado con las vendedoras de flores al Paseo de las Especies y se están sacando de las cabeceras de los puentes a kioscos, empero no hay ningún vendedor ambulante que posea un permiso”.