Un colectivo roto causó
gran embotellamiento
en el puente San Martín

Casi toda la extensión del puente San Martín, mano al centro, se cubrió de rodados, bocinazos y caras muy largas por el inesperado retraso sufrido.

Casi toda la extensión del puente San Martín, mano al centro, se cubrió de rodados, bocinazos y caras muy largas por el inesperado retraso sufrido.

Las malas condiciones de las unidades de transporte de pasajeros son ya parte del folklore jujeño.

Un interno de la empresa de transporte de pasajeros “El Urbano” que quedó varado en la cabecera del puente San Martín, frente al semáforo del lugar, causó ayer por la tarde un embotellamiento de grandes dimensiones y demoras de hasta 15 minutos para llegar desde Chijra hasta el centro.

La fila de vehículos esperando para poder cruzar llegaba hasta bastante más allá de la mitad del puente.

Cuatro efectivos de la Policía intentaron evitar males mayores y ordenar el tránsito ante la ausencia de inspectores municipales. Sin embargo, la misión se volvió muy complicada para los uniformados debido a la histeria de los automovilistas y a la sincronización del semáforo, que está programado para habilitar solo por lapsos de 15 segundos el paso a los vehículos que salen del puente.

El caso pone en evidencia una vez más las malas condiciones en las que continúan circulando algunas unidades de transporte en la capital jujeña, mientras desde el municipio se instrumentan controles sobre el estado general de vehículos particulares viejos, como ocurrió ayer por la mañana en el mismo puente donde se quedó el colectivo.

Agentes de la Policía de la Provincia trataron de ordenar el tránsito que fue taponado por la unidad 60 de la empresa El Urbano.

Agentes de la Policía de la Provincia trataron de ordenar el tránsito que fue taponado por la unidad 60 de la empresa El Urbano.