Arroyo Los Suspiros:
sigue el humo y
aumenta la bronca

Avenida Mosconi, pasando el puente sobre el arroyo Los Suspiros.

Avenida Mosconi, pasando el puente sobre el arroyo Los Suspiros.

El humo causado por el incendio de los residuos que arroja la empresa Limsa al arroyo seguía  flotando ayer sobre los barrios Los Perales y Chijra, en una extensión de varios kilómetros a la redonda. A través de una zanja se inyecta agua desde hace dos días pero el fuego aún no se extingue. La vida alrededor del “Riachuelo” de Jujuy.

Los vecinos de los barrios Chijra y Los Perales pasaron ayer un domingo de humo por el gran incendio de basura que se produjo en el cauce del arroyo Los Suspiros y que afecta a toda esta zona desde el miércoles pasado.

Aunque la cantidad de emanaciones es un poco menor a la observada en los días anteriores, la humareda recluye a la gente en sus casas y causa trastornos respiratorios.

El sábado pasado y siguiendo la recomendación de los bomberos, personal de Recursos Hídricos de la Provincia y de la Municipalidad de San Salvador de Jujuy cavaron una zanja en el cauce para desde allí filtrar agua hacia un área más profunda del lecho, donde el fuego sigue activo.

También se presentaron en el lugar operarios de la empresa Limsa, sindicada como la causante del problema al arrojar grandes cargamentos de residuos en el arroyo, a pesar de las prohibiciones provinciales y municipales.

“Desde hace diez años, Limsa viene y arroja aquí todos los días enormes cargamentos de basura, cinco camiones por día, que después quema para poder seguir tirando y ahorrarse los viajes al basural de El Pongo”, dijo a este diario uno de los vecinos que hizo una denuncia penal por incendios anteriores.

“Son dos incendios por año sistemáticamente”, agregó.

En el Juzgado Penal N° 4 se informó de los hechos y la respuesta fue que se habían ordenado pericias para “ver si existía contaminación ambiental”, explicó el vecino, que no sabía si reír o llorar por la contestación del fiscal de turno.

“Nos pica la garganta, se congestionan las fosas nasales, hay personas con
Decradrón; otros se tuvieron que ir o vivir con todas las ventanas cerradas pero igual entra el humo; tenés que estar encerrado o irte a la mierda”, comentó otro de los vecinos, quien además relató que un día después de que se desatara el fuego, volvieron camiones de Limsa cargados con podas con la intención de arrojarlas en la gran montaña encendida. Pero esta vez, las unidades de “higiene urbana” se tuvieron que volver porque los propios habitantes de la zona no les permitieron descargar.

Grandes cantidades de basura y materiales de construcción.

Grandes cantidades de basura y materiales de construcción.

Según se pudo saber, el intendente capitalino Raúl Jorge emitió una orden de servicio a Limsa para que se abstenga de continuar arrojando residuos en el arroyo y la Dirección de Recursos Hídricos “se abocará al estudio del problema”.

Mientras tanto, viejos conocedores de Los Suspiros afirman que lo primero que debe hacerse es limpiar el cauce del arroyo y retirar todo el material altamente contaminante que existe en el lugar, ya que no se trata solo de un grave problema ambiental sino de una grave amenaza en tiempos de lluvias. La acumulación de inmensas cantidades de basura y escombros puede impedir el escurrimiento natural de las aguas, originar endicamientos y en consecuencia, aludes en un área muy poblada de la ciudad.

El paso siguiente es la recuperación ambiental del curso, que ya se ganó el mote del “Riachuelo” de Jujuy.

Este domingo, seguían las emanaciones.

Este domingo, seguían las emanaciones.