Fuego entre dos barrios

Fuego, basura y curiosos.

Fuego, basura y curiosos.

Un incendio de considerable magnitud se desató ayer por la tarde en el cauce del arroyo Los Suspiros, entre los barrios Lastenia y Chijra. No hubo evacuados pero sí vecinos afectados por la gran cantidad de humo. Un bombero en el lugar.

Un incendio de grandes proporciones se desató este miércoles a la tarde en un sector del cauce del arroyo Los Suspiros donde frecuentemente se arrojan grandes cantidades de residuos. Aunque las enormes lenguas de fuego, al cierre de esta edición, no habían avanzando sobre las numerosas viviendas cercanas, el siniestro invadió de humo a una vasta área de los barrios Los Perales y Chijra, en la capital de Jujuy.

El frente de fuego, de aproximadamente cincuenta metros de ancho y más de veinte metros de porte, se produjo a la altura de las calles Los Geranios y El Amor. Según el testimonio de los damnificados, en este lugar es usual que la empresa Limsa y particulares arrojen toda clase de basura, la que luego es encendida por desconocidos.

No es la primera vez que sucede. En 2007 se produjo otro incendio de similares características, lo que motivó denuncias policiales de los vecinos, sin ningún resultado.

“Pensamos que es un incendio intencional porque quieren tapar esto que se arroja la basura en este lugar, violando todas las normas de salubridad”, explicó a El Libertario.com uno de los pobladores de la zona. Otra cuestión que preocupa es que se avanza en una especie de rellenamiento sanitario en el arroyo, que en tiempo de lluvias podría ocasionar inundaciones.

Una gran cantidad de curiosos, muchos de ellos niños, se juntó anoche a ambos lados del arroyo para observar el fuego y el estallido de objetos en la virtual montaña de basura incandescente.

En el sitio se hizo presente un efectivo del Cuerpo de Bomberos, quien mencionado testimonios de los vecinos, confirmó que el material envuelto en llamas era basura arrojada por la empresa Limsa, responsable de la limpieza de la ciudad.

El fuego alcanzó un ancho de cincuenta metros.

El fuego alcanzó un ancho de cincuenta metros.