Murió Jobino Pedro Sierra e Iglesias

Jobino Pedro Sierra e Iglesias en su juventud.

Jobino Pedro Sierra e Iglesias en su juventud.

El médico e historiador falleció a los 85 años en la ciudad de Jujuy. Dedicó muchos años de su vida a investigar la historia de grandes figuras de la Medicina que trabajaron en Jujuy, entre ellos el galeno inglés Guillermo Cleland Paterson, Carlos Alberto Alvarado y el pionero de la lucha contra patologías tropicales en la Argentina, Salvador Mazza.

Los restos del profesional, que se encontraba internado en una clínica privada de Jujuy, donde falleció ayer, serán inhumados hoy en el cementerio Parque El Jardín del Castillo.

Sierra e Iglesias había nacido en Colonia Barón, antiguo territorio de La Pampa, el 6 de septiembre de 1923.

Fue director del Hospital “Dr.Guillermo Paterson” de la ciudad de San Pedro, donde fundó el servicio de anestesiología.

Sierra Iglesias obtuvo en 1978 su primer título de Doctor en Medicina otorgado por la Universidad Nacional de Tucumán con su tésis “Vida y Obra del doctor Guillermo Cleland Paterson”.

En el año 1981 la Universidad Nacional de Córdoba lo distinguió con el doctorado en Medicina y Cirugía con la calificación de sobresaliente con la tesis “Vida y Obra de Salvador Mazza”.

La Universidad Nacional de Buenos Aires le otorgó el título de Doctor en Medicina en 1988 por su trabajo sobre “Carlos Alberto Alvarado y su contribución a la Medicina Sanitaria Argentina” con la calificación sobresaliente.

En 1995 la Universidad Nacional de Cuyo le otorgó su cuarto doctorado con la tesis “Salvador Mazza, la MEPRA de Jujuy y los médicos mendocinos”.

El quinto y último doctorado lo obtuvo en el año 2005 y se lo otorgó la Escuela de Posgrado de la Facultad de Medicina de la Universidad de El Salvador con su tesis sobre la Epidemia del Cólera sufrida por la República Argentina en los años 1886-1887 y su incidencia en las provincias de Salta y Jujuy. (Télam)

One Response to Murió Jobino Pedro Sierra e Iglesias

  1. molina graciela

    Lamento enormemente la pérdida del Dr Sierra.
    Estoy hace años estudiando la vida de Salvador Mazza y sus tesis me han servido de guia. Entiendo lo que ha padecido en su vida de investigador, pues me esta pasando lo mismo. Ocultamiento de información, de documentos y otro tipo de bajezas que se que ha sufrido nuestro querido historiador.
    Mis condolencias a su familia y al pueblo jujeño por tan desgraciada pérdida.
    Dra Graciela Molina