La Quiaca y Villazón acuerdan acciones
conjuntas por la epidemia de Gripe A

Puente internacional Horacio Guzmán.

Puente internacional Horacio Guzmán.

Se constituyó un comité para abordar la emergencia. En la ciudad boliviana hubo dos casos confirmados. La frontera está abierta.

La Quiaca y Villazón (Bolivia) acordaron unir esfuerzos en la lucha contra la epidemia de Gripe A. Ayer, en el consulado argentino en Villazón, se reunieron autoridades municipales y sanitarias de ambas ciudades para analizar la situación y determinar las medidas preventivas a adoptarse con el objeto de impedir que la enfermedad se extienda en la zona.

En Villazón ya se registraron dos casos confirmados de Gripe A, mientras que en La Quiaca no hay ninguno, dijo  El Libertario.com el intendente quiaqueño, Daniel Suárez, quien desmintió que Bolivia haya cerrado la frontera a los argentinos, como indicaban algunas versiones periodísticas.

En la ciudad limítrofe de Argentina ya rige la emergencia sanitaria, con lo cual se suspendieron los actos oficiales y los locales bailables tuvieron que cerrar sus puertas. En la Municipalidad, se licenció con goce de haberes a mujeres embarazadas y otros empleados que por enfermedades de base son vulnerables a contraer el virus, explicó Suárez.

El intendente confirmó, ante una consulta, que Argentina sigue sin cubrir el cargo de medico de frontera que está vacante desde hace varios años en La Quiaca y que Bolivia mandó cinco profesionales de Potosí, que ahora trabajan en el puente internacional.

Argentinos y bolivianos podrían suscribir en los próximos días un pedido para que se instale en el control La Quiaca-Villazón un scanner para detectar a pacientes febriles.

La tarea conjunta realizada en su momento frente al cólera y últimamente contra la rabia, facilitan los entendimientos entre las instituciones de ambas ciudades, resaltó Suárez quien advirtió que carecería de todo sentido cerrar las fronteras ya que los contactos entre los habitantes de un lado y otro del límite, son inevitables. “Los virus no diferencian bolivianos de argentinos”, dijo.

También reveló que el alcalde de Villazón, Edgard Poquechoque Mamani pondría en práctica medidas preventivas similares a las que se aplicaron en La Quiaca, sobre todo en los locales bailables y karaokes que concentran a gran cantidad de público, no sólo bolivianos sino también argentinos.