Ya se desató la interna entre
fellneristas y Jujuy Avanza

Barionuevo y Fellner, en los festejos del domingo.

Barionuevo y Fellner, en los festejos del domingo.

El anuncio de la candidatura a gobernador de Eduardo Fellner, la misma noche del festejo del Frente para la Victoria, fue el detonador. Sin certidumbre sobre cómo terminar el presente mandato y con la Espada de Damocles del derrumbe K, la sórdida lucha por el Sillón de Fascio en el oficialismo, ya es pública.

Más que disfrutar del triunfo, la dirigencia del Partido Justicialista dedica ahora su tiempo a contrapuntos por los medios de difusión para mojarse la oreja en la carrera por la principal candidatura del 2011.

El primero fue el gobernador Walter Basilio Barrionuevo, quien -embriagado por los votos- largó la candidatura a gobernador de Eduardo Fellner en el festejo del Frente para la Victoria, el domingo por la noche en la sede del Partido Justicialista.

El anuncio fue recibido con “respetuoso aplauso”, fueron las sugestivas palabras con las que se cronicó el episodio en las páginas de un diario segurista.

Hoy, el electo diputado nacional Marcelo Llanos expresó su desacuerdo con el lanzamiento de candidaturas a esta altura del partido. “Primero hay que hacer gestión para después presentarla a la gente”, opinó en declaraciones radiales. Llanos habló así porque convencido que el triunfo es un mérito personal propio, ahora siente que tiene peso político para cuestionar el liderazgo de Fellner y señalar quiénes son los “potables” para sentarse en el Sillón de Fascio en el lejanísimo 2011, entre los que seguramente está el presidente de la Legislatura.

Aunque existen lazos muy fuertes entre Eduardo Fellner, Walter Basilio Barionuevo y el vicegobernador Pedro Segura, la interna por la gobernación ya lanzada puede provocar sacudones en la lábil vida institucional de la provincia, con consecuencias que sólo el tiempo irá mostrando. En la historia reciente de Jujuy sobran ejemplos de gardeles a los que se les cayó el avión, aún con laureles electorales frescos.

Convencidos que ya no tienen rivales dentro del Peronismo, ¿convocarán a otra mesa chica para elegir al candidato del 2011?

Horacio Ponce de la Redacción de El Libertario.com.