A 35 años de la muerte de Juan Domingo Perón

Juan Domingo Perón en sus últimos años.

Juan Domingo Perón en sus últimos años.

1974 – 1º julio – 2009

El único presidente que entendió a la Cultura Física como una Herramienta integradora en lo Educativo, Social y de Salud.
El presidente que nos dejó la Ley del Deporte (20655) para construir la Comunidad Organizada.
Habla Juan Domingo Perón:

-El deporte es una escuela de formación de hombres. Una formación no solo física, sino también moral.
-El espíritu de los hombres se cultiva también en los campos de deportes, les puedo decir que cuando se practicó mas deporte la gente era mejor. Creemos, sinceramente, y sin mayores críticas a nadie, que en la República se ha destruido mucho al hombre. Se ha destruido al hombre en sus verdaderos valores.
-Para reconstruirlo recurriremos al deporte.
-El deporte es, sin duda, el regenerador más eficaz para retomar a los hombres en su real valor. En su práctica desde la niñez hasta la vejez del hombre, porque los viejos también puedan hacer deporte.
-Creo, señores, que con esto estamos haciendo un bien a la República en lo que ésta tiene de más noble: sus hombres y mujeres. Para un futuro deportivo de la Nación que nos permita volver a lograr lo que en los buenos tiempos, cuando en los primeros Juegos Panamericanos de 1951 ganábamos casi, en conjunto, hasta a los propios norteamericanos.
-Ese es un antecedente que nos debe obligar a todos.
-En este sentido, queremos también que los hermanos de nuestros países vecinos puedan venir, en todas las oportunidades que se produzcan, a competir con nosotros en nuestra tierra, porque pensamos que en un futuro ya cercano las fronteras ir n perdiendo su valor, para convertirnos en la gran patria latinoamericana con que soñaron nuestros mayores y con la que soñamos también nosotros.
-De todas las destrucciones que se han producido, quizás la más trascendente y la más peligrosa es la destrucción del hombre argentino, que también es destructible. Todo lo demás puede reconstruirse con facilidad; el hombre no es tan fácil de reconstruir.
-El cultivo del espíritu es paralelo al cultivo del cuerpo; por ello pienso, y lo hemos de hacer así, que hay que dar la más extraordinaria importancia posible al deporte popular, para que todos puedan practicarlo.
-He oído a algunos criticar duramente al fútbol, diciendo que juegan unos pocos y miran muchos. Eso también forma y da a la gente el aliciente para imitar, ver y practicar el deporte por su cuenta. Si se lo emplea y organiza bien, el deporte espectáculo es tan importante como el otro.
-La gente entra con entusiasmo cuando hay posibilidades, y todos los que hemos practicado deportes sabemos que en esto también el apetito viene comiendo. Muchas veces mirando también viene el apetito.
-En esto nosotros queremos la colaboración de todos ustedes es una tarea a realizar por todos los argentinos, como las demás tareas, pero ésta es de una importancia extraordinaria, ya que de la clase de hombres que formemos depender, mas que nada, nuestro futuro.
-Es necesario regenerar lo que se ha perdido.
-Preparar todo lo que ha de ser nuestro futuro y nuestros hombres de mañana. eso está todo en la juventud, que ha de ser bien preparada, orientada y conducida.
-Nuestros muchachos y nuestras niñas deben volver a ser los únicos privilegiados. En ellos está nuestra esperanza, y para cultivarla debemos pensar que ellos son los únicos que, entre toda la población, deben gozar de un privilegio especial. Sé que ellos responderán a ese privilegio, porque tanto los niños como los jóvenes tienen todavía el alma pura, y si el deporte la califica, ser aun mejor y mas pura. De esos argentinos la Patria espera todo, y son ellos la mayor esperanza de nuestra vida….
-Por eso en el Proyecto de Ley que está en el Congreso creamos el Consejo Nacional del Deporte, que nucleará a todas las entidades que, involucradas al quehacer deportivo, tiene nuestra Comunidad Organizada, abarcando todas las áreas de la vida nacional, siendo su misión la de centralizar todo el deporte, coordinando la actividad deportiva en los distintos ámbitos y niveles, contribuyendo a la elaboración de los planes, programas y proyectos relacionados con el fomento del deporte.

-Dios quiera que un día podamos decir que tenemos una población de deportistas, porque entonces diremos también que tenemos una población de buenas personas, y eso es lo más grande que puede alcanzarse como objetivo para todos los pueblos.

Juan Domingo Perón, Residencia Presidencial de Olivos. 7 de marzo de 1974. Recepción a Campeones Torneos Evita y Presentación Proyecto Ley.

Movimiento social del Deporte
Club Sportivo Palermo – Recordación
Carlos landriel
Vice- Presidente