Rivarola minimiza el balurdo
por los partidos municipales

Diputado Rubén Rivarola (PJ).

Diputado Rubén Rivarola (PJ).

Dijo textualmente que “ese fue un arreglo que se hicieron, se habló y hemos decidido en algunas impugnar algunos de ellos”.

El diputado provincial Rubén Rivarola, presidente del bloque de diputados de la Legislatura y uno de los “Cinco del Buen Humor” que decidirán quiénes serán los candidatos del oficialismo, intentó restar importancia al escándalo desatado en el Partido Justicialista, tras saberse que su línea interna creó una red de partidos municipales en toda la provincia, para muchos, un partido provincial encubierto.

En declaraciones a Servipren, el legislador admitió que fue un “arreglo que se hicieron”, expresión con la que procuró despegarse del partido provincial “encubierto” que despertó las iras del fellnerismo e incluso del apacible gobernador Walter Basilio Barrionuevo.

Según el legislador y dueño del diario El Tribuno de Jujuy “se arregló con la persona que los estaba impulsando (a los partidos municipales), así que está todo bien. Por eso digo que vamos por el buen camino”, aseguró. Esa persona, se dice, en realidad es el mismo Rivarola y el vicegobernador Pedro Segura.

Otro de los que estaba impulsando la movida es nada menos que su cuñado Alfredo Gerry, marido de la diputada Vilma Rivarola, quien en Palpalá ya tenía el saco nuevo listo para presentarse como candidato a concejal por afuera del Partido Justicialista, en uno de esos partidos municipales, aunque aún tiene dos años de mandato a cumplir. Gerry, quien aseguraba que lo que estaba por hacer no constituía lo que se llama en política “sacar los pies del plato”, ahora está desconsolado.

Entre tanto, crece la polémica dentro de las filas del partido gobernante sobre si la -al parecer- abortada estrategia de Rivarola/Segura aportaría votos al contener a la gente y evitar que los candidatos despechados se fueran a otros partidos o si, por el contrario, al obligar a operar con boletas cortadas de diputados por un lado y municipales por el otro, podría generar confusión en el cuarto oscuro y pérdida de sufragios. Todo un tema para la “politicología” vernácula.

El candidato de Rivarola en Palpalá, Alfredo Gerry, arruinó paredes y largó campaña a través de un partido municipal que debería desarticularse por decisión del Justicialismo.

El candidato de Rivarola en Palpalá, Alfredo Gerry, arruinó paredes y largó campaña a través de un partido municipal que debería desarticularse por decisión del Justicialismo.